Icono del sitio Esquire

En casa mejor que en restaurante 2

La siguiente de estas fáciles y deliciosas recetas. Ahora aprende a preparar el linguini con almejas.

Linguini con almejas

A diferencia de Italia, nosotros amamos la salsas en las pastas, pero no nos damos cuenta de que al comerla ingerimos las calorías equivalentes a siete donas glaseadas. Estamos a favor de una elevada proporción de salsa para los espaguetis, para maximizar sabor y nutrición, y minimizar el ensanchamiento de la cintura.

 

Necesitarás

340 g de linguini

4 rebanadas de tocino, cortado en tiras delgadas

1 cebolla roja en cuadritos

2 dientes de ajo picados

Hojuelas de chile rojo (una pizca generosa)

32 almejas

1 taza de vino blanco seco

¼ de hojas de perejil frescas, cortadas finamente

 

Preparación

1 Calienta una sartén a fuego medio y añade el tocino. Cuando esté bien frito y suelte la grasa (alrededor de cinco minutos), retira de la estufa. Sácalo y colócalo en un plato con una toalla de papel absorbente.

2 Regresa la sartén al fuego y agrega la cebolla, los ajos y las hojuelas de chile rojo. Revuelve ocasionalmente hasta que la cebolla esté transparente. Añade las almejas, vino blanco y cocina a fuego medio, hasta el vino se haya evaporado y las almejas abran.

3 Cuece el linguini. Cuando la pasta esté «al dente», escúrrela y reserva un poco del agua de la cocción. Incorpóralo directamente en la sartén en la que cocinaste las almejas. Espolvorea el perejil y cocina durante 30 segundos más; si la pasta se nota seca, añade un poco del agua donde se coció. Divide las almejas y la pasta en cuatro tazones calientes y sirve de inmediato.

(Rinde cuatro porciones)

Por porción: 470 calorías, 6 g de grasa, 590 mg de sodio

En un restaurante comes: 1,340 calorías

(Continúa…)

Salir de la versión móvil