Icono del sitio Esquire

Beneficios de practicar yoga

¿No hay nada que te motive a practicarla? Te tenemos noticias: a las mujeres les encanta y, por lo tanto, la clase está llena.

El yoga es una disciplina muy completa, que tiene muchas vertientes, pero sabemos que entre los asiduos al gimnasio, no es muy popular. Para cambiar esta situación, Claudia Guerrero Vidauri, coach y especialista de yoga en Hard Candy Fitness, nos comparte los beneficios que recibe nuestro cuerpo, al terminar la clase, al practicar por algunos meses y al año de integrar el yoga a nuestro entrenamiento.  

 

BENEFICIOS TRAS FINALIZAR LA CLASE

 

Mejora la función cerebral y reduce el estrés. Tranquiliza de inmediato el sistema nervioso y a la respuesta al estrés que genera el cuerpo.

 

Altera la expresión genética: Así es, con una sola sesión, los genes implicados en la inflamación, el metabolismo de la energía y la secreción de la insulina, se alteran y modifican.

 

Aumenta la flexibilidad: El cuerpo al relajarse, permite que las fibras musculares adquieran mayor flexibilidad.

 

BENEFICIOS TRAS UNOS MESE DE PRACTICARLA

 

Disminuye la presión arterial: Al aumentar la flexibilidad, la postura corporal y el flujo sanguíneo mejoran.

 

Mejora la capacidad pulmonar: La respiración al ser básica en la práctica del yoga, mejora y aumenta la capacidad pulmonar, al aumentar la elasticidad y resistencia de los tejidos pulmonares.

 

Mejora la función sexual: Muchas de las posturas habituales refuerzan el suelo pélvico, y esto, aunado a un mayor conocimiento del cuerpo y un estado mayor de relajación harán disfrutar mucho más del sexo.

 

Reduce el dolor del cuello y alivia los dolores de espalda: Al trabajar los músculos y fortalecer las zonas lumbar y abdominal, nuestro cuerpo adquiere de manera natural  una postura más ergonómica y balanceada lo que nos  permite evitar estos molestos dolores.

 

Alivia la ansiedad: La relajación, meditación y práctica de las diferentes posturas aliviarán el estrés y la ansiedad provocada por las presiones de la vida diaria.

 

Mejora los niveles de azúcar en sangre: Las asanas también tonifican nuestros órganos internos. Es así como se estimula el páncreas permitiendo que se regulen los niveles de azúcar así como del colesterol ?malo?.

 

Desarrolla el equilibrio: Al  permitir relajarnos, el yoga facilita la concentración para ejecutar los ejercicios, y aumentar el fortalecimiento de los músculos, particularmente el del área abdominal, que mantiene el equilibrio.

 

BENEFICIOS UN AÑO DESPUÉS

 

Huesos más fuertes: Al reducirse el estrés, se reduce la producción de cortisol, por lo que el cuerpo conserva mejor el calcio, lo que se traduce en huesos con mayor densidad y fuerza, ayudándonos a prevenir enfermedades óseas como la osteoporosis.

 

Peso saludable: Al regularse la producción de glucosa, mejorar el metabolismo, flujo sanguíneo, los  músculos, permite a quien lo practica gozar de un peso equilibrado y una mejora de su salud.

 

Reduce el riesgo de enfermedades cardiacas: Al disminuirse la presión arterial, nuestro corazón se ve beneficiado. 

Salir de la versión móvil