Icono del sitio Esquire

Abdomen de infomercial

La verdad sobre los aparatos para el abdomen que anuncia la TV.

Todos los comerciales de televisión en los que se anuncian aparatos para construir un abdomen perfecto, ¿sirven o es una forma de tirar tu dinero? No necesitas adquirir uno para comprobarlo. Investigadores de la Slippery Rock University de Pensilvania en Estados Unidos, observó la activación de los músculos del torso cuando los deportistas se ejercitaron con cinco diferentes gadgets y comparó los resultados con los ejercicios tradicionales de piso. El veredicto: guarda en tu cartera la tarjeta de crédito, compra un tapete de ejercicio y apaga la TV.

 

 

Análisis de los aparatos

 

 

 

 

Soporte para brazo

«Estos artefactos ayudan a que las personas activen más los músculos de su torso, pero es el ejercicio más excluido», asegura el médico Jeff Lynn. «Es demasiado incómodo, muchos de los usuarios se quejan de que les lastima los hombros, dolor y adormecimiento de los brazos».

 

 

 

 

 

 

Ab Rocket

Los creadores de este aparato se preocuparon por proporcionar un soporte para la espalda y el cuello en su diseño. Pero, de acuerdo con Lynn, los usuarios manifiestan molestias en éste. Además que el movimiento no se siente natural.

 

 

 

 

 

 

Pelota

En teoría suena como una herramienta inteligente porque permite un mayor ángulo de desplazamiento de la espalda hacia atrás. Pero los estudios científicos demuestran que las abdominales tradicionales activan hasta 25% más la parte baja del abdomen. Si debajo de tu espalda baja pones una toalla enrollada crearás el mismo efecto que con la pelota.

 

 

 

 

 

 

 

Ab Silla

Las personas disfrutan ejercitar su abdomen con este aparato, pero la espalda no. «La silla permite que extiendas tu espalda, lo que ejerce una enorme presión en la parte baja de ésta», señala Lynn.

 

 

 

 

 

 

 

Soporte lumbar

«Este es el peor aparato de todos, porque te hace más fácil el movimiento hacia adelante, por lo tanto, no te ejercitas, sólo te haces tonto», asegura Jeff Lynn.

 

 

La conclusión

El verdadero secreto para construir tu lavadero no está en los aparatos, sino en una alimentación inteligente combinada con un entrenamiento que elimine la grasa que cubre tu abdomen.

Salir de la versión móvil