Icono del sitio Esquire

4 señales de que tu trabajo te separa de tus hijos

Te ofrecemos algunos puntos que debes tener en cuenta si es que trabajas demasiado y no sabes si estás descuidando a tu familia.

1 Tu hijo de 7 años actúa como si tuviera 3

«La regresión es una forma de llamar la atención», dice Armin Brott, el autor del libro Fathering Your School-Age Child.

Haz lo siguiente: Llama a tu oficina y di que estás enfermo, luego pasa todo el día con él. Haz algo apropiado para su edad, como ir a un museo, al cine o juega pelota con él. «Haz esto ahora porque el crecerá muy rápido y después ya no servirá de mucho», asegura Brott

 

2 Él te rechaza

Si a él encoje sus hombros en señal de indiferencia cuando le dices que si juegan béisbol juntos, lo que te demuestra es su molestia por tu ausencia.

Haz lo siguiente: El autor sugiere que cuando no estés en casa, llámalo para saber cómo está. Hazle saber que lo tienes presente y que al salir de tu oficina lo verás. Siempre recuérdale que lo amas más que a tu trabajo.

 

3 Se está convirtiendo en ti

«Los hijos de los workaholic tienen a imitar la conducta laboral de sus padres», señala Diane Fassel, autora de Working Ourselves to Death.

Haz lo siguiente: Cambia una de tus actividades diarias por alguna que te permita disfrutar junto a tu hijo. Esto te permitirá tener otra perspectiva de su relación.

 

4 Tu hijo de 10 años actúa como uno de 16

Los especialistas han descubierto que los hijos de adictos al trabajo con frecuencia se hacen cargo de responsabilidades adicionales.

Haz lo siguiente: Cuando llegues de la oficina cámbiate, ponte jeans y una camiseta. Esto le permitirá a tu hijo darse cuenta de que no sólo eres empleado, sino que también eres su papá y puedes jugar con él -o ella.

Salir de la versión móvil