Icono del sitio Esquire

Guía Esquire para regresar a la oficina con éxito y mucho estilo

cómo vestir oficina hombre

Foto: Edward Berthelot/Getty Images

 

Después de un año bastante complicado y en el cual tuvimos que trabajar desde el confinamiento, la pregunta ahora es: ¿qué debemos usar en nuestra re-abiertas oficinas sin errar en el intento? En el mejor de los casos, fue un período de home office marcado por los pants y los jeans. En otros, cuando el cansancio o la extrema comodidad nos acechaban, estuvimos frente a la computadora usando sólo nuestros calzoncillos y, tal vez, una playera. Si fuiste de los que experimentaron en alguna ocasión con no usar nada y trabajar au naturel, nadie podría juzgarte en este momento. Fue un calendario muy singular el que vivimos. Y, por ello, la vuelta a nuestros espacios corporativos podrían significar un reto más grande del que pensamos.

¿Calcetines que combinen? ¿Zapatos formales o más casuales serían los indicados? ¡¡¿¿Corbatas??!! Todo esto si tu guardarropa sigue quedándote, claro. Si no, ahí tenemos otro problema. Pero asumiendo que tienes todo lo que necesitas, aquí te dejamos nuestra guía Esquire para la vuelta al trabajo y nuestro nuevo dresscode.

1.

No abuses de tus tobillos al desnudo. Haz que tus calcetas contrasten o combinen con tus pantalones y calzado, pero tampoco lo lleves al extremo. Que el dobladillo de tu pantalón no revele más de lo necesario; ve al sastre y que él te aconseje a qué altura debes usarlo.

2.

Si ya abandonaste la idea de usar sastrería —algo que no aconsejamos, pero entendemos que sea difícil por ahora— opta por un pantalones chinos.

3.

Si subiste de peso los pantalones que uses deben ser más oscuros que tu camisa, siempre. Esto dará una ilusión de longitud en todo tu cuerpo y ayudará a que las proporciones se mantengan bajo control.

4.

No importa si hiciste ejercicio durante la pandemia o subiste de peso, lo mejor siempre será una camisa de corte regular o incluso de corte lose. Las siluetas slim no pueden continuar en nuestra vida; sin embargo, en caso de que no quieras renunciar a ellas, compra una talla más grande que la usual. Sobre todo si tienes un abdomen pesado.

5.

Si tu oficina lo permite, deja atrás los cinturones y las corbatas. Un segundo botón suelto y un pantalón libre se ven relajadamente sofisticados en la actualidad.

6.

Piensa siempre que menos es más; con mucha mayor fuerza hoy. Mientras más tranquilo y cómodo te veas, generarás esas emociones en ti y en quienes te rodean.

7.

Piensa que tu calzado también debe ser muy casual. Está bien si amas los double monk, pero no descartes usar modelos más sencillos o de cordón simple.

8.

Recuerda que una camisa blanca o de un color sólido, especialmente cuando son de tonalidades claras, reflejan limpieza y cero complicaciones.

9.

Apuesta por colores que transmitan optimismo. Eso es algo que todos necesitamos.

10.

Por último, no olvides que si llevas un traje ¡está bien! Es una elección de estilo y, si tú te sientes bien de llevarlo, es lo mejor que podrías sacar de tu armario.

Salir de la versión móvil