Icono del sitio Esquire

Científicos se adelantan y aseguran que la gente tendrá sexo en autos que se conducen por sí mismos

Sexo en el coche

Sexo en el coche

El futuro al alcance de cuatro ruedas, simplemente sexo.

Imagínate ir en la carreta en 2025 para un viaje nada cómodo en el que visitarás a tu suegra y en el camino ves a una pareja teniendo sexo en el interior de un auto.

Las personas calientes que lo intenten en estos días, podrían morir en un terrible choque antes de que lleguen al clímax. De ocho a diez años a partir de ahora, podría no se ser un problema, según comentan científicos, porque el auto o camión que transporta a los felices pasajeros, podrán disfrutar de una buena sesión de sexo.

Después de todo, dentro de un par de años, los autos que se manejen por sí solos, estarán por todos lados.

Después de una investigación realizada por la Universidad de Oxford en Reino Unido, se llegó a esta conclusión:

El turismo en la noche urbana está íntimamente conectado con la industria de la hospitalidad. Al mismo tiempo, los delitos violentos y el comportamiento antisocial a menudo ocurren en áreas de vida nocturna ocupada (por ejemplo, Bromley y Nelson, 2002), por lo que la intersección de la movilidad automatizada y la noche urbana exige análisis sistemáticos y específicos del lugar.

Esto podría incluir preguntas sobre cómo la prostitución, y el sexo en general, para mover los CAV [Vehículos Conectados y Autónomos], se convierte en un fenómeno creciente. Por ejemplo, es probable que los hoteles por hora sean reemplazados por CAV, y esto tendrá implicaciones para el turismo urbano, ya que el sexo juega un papel central en muchas experiencias turísticas (por ejemplo, Carr, 2016).

Si bien los SCAV probablemente serán monitoreados para disuadir a los pasajeros que tienen relaciones sexuales o consumen drogas en ellos, y para prevenir la violencia, dicha vigilancia puede ser rápidamente superada, deshabilitada o eliminada. Además, los CAV personales probablemente serán inmunes a dicha vigilancia. Dichos CAV privados también se pueden utilizar comercialmente, ya que es solo un pequeño salto para imaginar el Barrio Rojo de Ámsterdam «en movimiento”.

Es algo que suena más que bien, siempre y cuando no venga un auto con niños a bordo y te vean en plena acción y queden traumados de por vida.

Pero no todo se basa en sexo

Los mismos investigadores hicieron ver algunas cosas positivas definidas que puedan producirse como vehículos auto-conducción y camiones se convierten en una parte normal de la vida. Señalan que las ciudades «también pueden encontrar un aumento en la asistencia a los eventos» y que «conducir en estado de ebriedad ya no será un problema cuando se conduce en una CAV».

El futuro es básicamente brillante, entonces. Pero las parejas que planean hacer lo malo mientras viajan en la carretera probablemente deberían comprar algunas sombras.

Ver: Cómo recibir (el mejor) sexo oral de la manera correcta

Salir de la versión móvil