Icono del sitio Esquire

Scott Eastwood, el hombre que continúa el legado de la leyenda

scott eastwood actor esquire clint

Foto: Diego Vourakis

Lleva sobre sus hombros el apellido de su padre, el legendario Clint Eastwood, y aunque de su mano comenzó a actuar en 2006, hoy Scott Eastwood, brilla con luz propia. 

Scott Eastwood es la estrella, junto a Orlando Bloom, en The Outpost, película de reciente estreno en las plataformas digitales.

A dos horas de Los Angeles, en San Clemente, California, lo encontramos una mañana muy de madrugada para fotos y entrevista (con prudente distancia), en exclusiva para Esquire México.

Relacionado: «Drake Bell y su pasión por México»

SCOTT EASTWOOD SU PASO POR ESQUIRE

Realizar este shooting en los extraños meses de la pandemia que afecta al mundo, no fue una tarea fácil. Créannos: NADA FÁCIL. 

Por momentos pensamos que las circunstancias no se darían y que todo se iba a cancelar, no solo por las dificultades naturales para integrar un equipo con la menor cantidad de gente posible, sino por el reto de encontrar una locación que nos permitiera cumplir lo planeado junto a Diego Vourakis, nuestro fotógrafo, y su equipo. 

Sin embargo, somos de los que creemos que hay que intentarlo y tratar, tratar y tratar. Fueron días de superar obstáculos cuando todo parecía ir en contra, incluso conseguir la ropa. 

Relacionado: «David Castañeda es «Diego» en The Umbrella Academy»

Foto: Diego Vourakis

Relacionado: «Aidan Gallagher habla sobre su personaje en The Umbrella Academy»

Esto sucedía cuando estábamos encerrados en nuestras casas, y ciudades como Nueva York o Los Angeles, por mencionar solo dos de ellas, vivían en sus calles las intensas manifestaciones motivadas por los incidentes racistas en los Estados Unidos. 

Los cuarteles generales de muchas de las marcas de moda continuaban cerradas (como aún hoy en día), y no era una opción tener racks llenos de prendas para elegir. 

Afortunadamente, siempre tuvimos a nuestro favor la actitud relajada y positiva de Scott Eastwood y su equipo; el actor de 34 años, que en el pasado trabajó como camarero y valet de estacionamiento, se mostró siempre dispuesto y cooperador desde un inicio, y no tuvo problema alguno en posar con sus jeans y t-shirts favoritos en escenarios donde se siente como pez en el agua: las playas de su natal California.

LA NUEVA PELÍCULA DE EASTWOOD

The Outpost es el más reciente proyecto de Scott, una película que estrenó hace algunas semanas en formato digital y que cuenta una historia real ocurrida en una base militar en Afganistán durante 2009, cuando un pequeño equipo de soldados estadounidenses luchó contra cientos de combatientes talibanes. 

Basada en el exitoso libro homónimo del corresponsal en jefe de CNN, Jake Tapper, narra los eventos que llevaron a la Batalla de Kamdesh, donde una pequeña unidad militar se defendió contra la fuerza abrumadora de los talibanes en uno de los enfrentamientos más sangrientos y crudos de la guerra de Afganistán. 

Dos de los miembros de esa unidad, Ty Carter y Clint Romesha (interpretado por Eastwood), recibieron la Medalla de Honor, la primera vez que esto sucedía en 50 años. 

“Interpretar al sargento Romesha fue una gran experiencia”, dice Scott, quien comparte créditos con Orlando Bloom, Caleb Landry Jones y Milo Gibson (hijo del famoso Mel), entre otros. 

Relacionado: «Taylor Zakhar Perez, el actor detrás de The Kissing Booth 2»

Foto: Diego Vourakis

Relacionado: «Jim Parsons después de The Big Bang Theory»

“Trata de una historia de gente que vivió en circunstancias extraordinarias, héroes reales en situaciones muy complicadas. 

Tuve una gran experiencia filmando; Rod Lurie, el director, fue un gran líder de equipo y creó una gran atmósfera para contar lo sucedido de la manera más real posible”. 

Aunque no tuvo la oportunidad de conocer en persona al verdadero héroe, quien aún vive, sí habló extensamente por teléfono con él como parte del proceso de preparación para su papel, y ese intercambio de experiencias, dice, le representó una gran responsabilidad que le enseñó mucho. 

“Tuve largas conversaciones con gente que fue parte de estos escenarios y aprendí mucho sobre ellos, las condiciones y el peaje que nos pueden llegar a marcar –a los seres humanos– en este tipo de situaciones. Terminas sintiendo mucha empatía y un gran conocimiento de lo ocurrido”, reflexiona.

Relacionado: «Woody Harrelson, la entrevista con Esquire»

SCOTT EASTWOOD LA ENTREVISTA CON ESQUIRE

ESQUIRE: ¿QUÉ TOMAS EN CUENTA AL DECIDIR PARTICIPAR EN UN PROYECTO ACTORAL?

SCOTT EASTWOOD: Hay varios factores. Primero que nada pienso en el director. ¿Creo en él? ¿Creo que puede contar esa historia de una manera interesante? En segundo lugar, me tiene que gustar la historia por sí misma, debo creer en ella y en lo que vamos a hacer, y claro, el personaje debe gustarme y parecerme interesante. 

ESQ: ¿HAY ALGÚN DIRECTOR O ACTOR CON QUIEN TE GUSTARÍA TRABAJAR PRÓXIMAMENTE?

SE: La lista de ambos es larga, hay mucho talento allá afuera. Pero me gustaría trabajar con gente que esté en lo más alto, los Tom Hanks del mundo. Sam Rockwell o Denzel Washington, gente como ellos, todos los grandes. 

ESQ: ESTÁS TRABAJANDO EN UNA SERIE PARA YOUTUBE TITULADA IN A DAY. ¿CÓMO SURGIÓ ESE PROYECTO?

SE: Apareció porque tenemos una compañía llamada Made Here, que celebra al trabajador estadounidense, y tratamos de que crezca, además de exponer diferentes y desconocidas industrias en Estados Unidos que nos parecen fascinantes. Todos tienen una historia que contar y conectar con ellos ha sido increíble; buscamos sucesos que conmuevan a otros, que los hagan pensar y crecer. 

ESQ: SÉ QUE ERES UN HOMBRE DE MUCHOS PASATIEMPOS, PERO ¿QUÉ ES LO QUE MÁS DISFRUTAS HACER EN TU TIEMPO LIBRE?

SE: Creo que mi problema es que tengo demasiados hobbies (risas). Me gusta hacer muchas cosas y la mayoría de esas actividades implican viajar. 

Foto: Diego Vourakis

ESQ: ¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO QUE HAS RECIBIDO? 

SE: “Cállate y escucha”. 

ESQ: ¿Y LA LECCIÓN PROFESIONAL MÁS IMPORTANTE QUE HAS APRENDIDO DURANTE TU CARRERA?

SE: Es una buena pregunta, creo que nunca he tenido que responderla antes. Pienso que tienes que levantarte todos los días, trabajar duro y saber que no siempre estás en control del resultado. Solo puedes controlar ciertas cosas, como tu ética de trabajo y cómo tratas a la gente. 

Creo que la fama no es algo por lo que debamos de luchar. Es un síntoma de este trabajo, pero no es algo en lo que pienso, ni la manera en que juzgo el éxito. 

ESQ: ¿HAY ALGUNA PREGUNTA QUE TE HAGAN REITERADAMENTE DURANTE LAS ENTREVISTAS?

SE: Al comienzo de mi carrera me preguntaban mucho sobre mi papá. Ya un poco menos. Ahora me preguntan más sobre cómo me mantengo en forma, ¡nada muy emocionante! 

ESQ: ¿Y SOBRE QUÉ CASI NUNCA TE PREGUNTAN?

SE: Sobre mi mamá. Es la otra mitad que me formó, una persona importante en mi vida sobre quien hablar, compartir y celebrar. 

ESQ: ¿CUÁL ES EL MEJOR CONSEJO QUE ELLA TE DIO?

SE: Me dio muchos, pero entre ellos uno en el que tenía toda la razón: “Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”. 

ESQ: ¿ALGUNA VEZ CONSIDERASTE DEDICARTE A ALGO DISTINTO A LA ACTUACIÓN?

SE: Consideré muchas cosas y diría que todavía hoy en día las considero (risas). Actuar es como ser parte de un circo en el que viajas mucho. 

Empacas, te estableces en un campamento durante tres meses aproximadamente, trabajas con gente que quizás no conoces y después vuelves a empacar, regresas a casa a darte un descanso y vuelves a hacerlo todo para participar en otro circo. 

Es un estilo de vida muy gitano que, si lo piensas, en realidad es bien pesado. 

Desearía tener más tiempo para realizar actividades alrededor del mar, esa es una lista larga, pues allí es mi lugar feliz. No soy un tipo de ciudad, disfruto mucho más estar al aire libre.

ESQ: ¿QUÉ OPINAS DE LA FAMA?

SE: Creo que no es algo por lo que debamos luchar. Cuando la gente pregunta si quieres volverte famoso, pienso que no hay que preocuparse por eso. 

Es un síntoma de este tipo de trabajo en el que estoy pero no algo en lo que pienso. Si te vuelves bueno en algo que amas y de verdad disfrutas, vendrá el éxito. 

La fama no es como juzgo al éxito: lo juzgo si soy feliz haciendo lo que hago, si termina el día y me siento bien sobre lo que sucedió, si me siento inspirado y con la capacidad de crear y crear un producto que ojalá conmueva a la gente de alguna manera, ya sea una película palomera que les haga sonreír y salgan alegres, pero tratar de ser famoso es muy peligroso, no te lleva a un lugar en el que termines feliz. 

Pero ¿qué se yo? Creo que es una fachada. Tal vez es porque crecí con un papá famoso y vi la mierda detrás de eso, vi gente que realmente quería sentir y estar alrededor de eso. 

Todos somos seres humanos y siento que quizá, si lo logras, veas hacia atrás y pienses: “Esto no es lo que pensé, esto no me hace feliz”. 

ESQ: ¿CÓMO TE GUSTARÍA SER RECORDADO?

SE: Como un buen ser humano, alguien que creció y evolucionó, que hizo reír a la gente y los retó de una manera constructiva. ¡Y por haber sido un buen amigo! 

Foto: Diego Vourakis
Texto por Constanza Alcocer
Fotos: Diego Vourakis
Salir de la versión móvil