Icono del sitio Esquire

Entrevista a Channing Tatum

Entrevista a Channing Tatum

Entrevista a Channing Tatum

Si hace tres años nos hubieran dicho que Channing Tatum estelarizaría una comedia al lado de Jonah Hill, la hubiéramos visto nada más para destrozarla. ¿A quién se le ocurriría semejante masacre? Channing podrá hacer películas de acción y algunos dramas románticos, ¿pero tratar de hacer reír a la gente, y al lado de Jonah Hill?

Así que la adaptación cinematográfica de la serie de televisión de los años ochenta, 21 Jump Street, parecía un suicidio seguro. Sin embargo, obtuvo tal éxito que hoy se exhibe en las salas de cine 22 Jump Street (y lo mejor de todo es que pagaríamos boletos en salas vip para ver esta segunda parte).

Si bien las tramas no varían mucho entre sí —Jenko (Tatum) y Schmidt (Hill) se infiltran como agentes encubiertos para buscar a un narcotraficante, pero ahora en una universidad—, ver de nuevo a Channing al lado de Jonah en una comedia policiaca es suficiente para estar contentos.

No conforme con estar lleno de músculos, Tatum también puede presumir que es un actor cómico en serio.

ESQUIRE: ¿Cuál es tu escena favorita de esta película?

Channing Tatum: A mí me gusta mucho la competencia, así que me encantó ver a Jonah Hill y a Jillian Bell frente a frente. Ella es muy buena, nunca había visto a nadie que retara a mi muchacho. Le gritaba: “¡Jonah, defiéndete, eres más fuerte, haz algo!” [ríe]. Fue grandioso ver enfrentarse a dos actores tan inteligentes y que conocen tan bien a sus personajes.

ESQ: 22 Jump Street es una película de acción, ¿utilizaste dobles para las escenas peligrosas o las hiciste tú mismo?

CT: Sí, hice todas. Jonah no; no porque no pudiera, de hecho las ejecuta perfectamente bien, pero prefirió no hacerlas porque siente que es más divertido no hacer bien las escenas de acción. Se le ocurren tantas cosas que a veces me siento muy tonto después de verlo improvisar en las escenas. Siempre me pregunto cómo no se me ocurrió a mí hacer lo que él hace.

ESQ: Jenko revive sus días universitarios en esta cinta, ¿cómo te divertías en la universidad y cómo lo haces ahora que ha pasado el tiempo?

CT: La verdad no fui tanto tiempo a la universidad como para contestar [ríe], pero no hacía nada fuera de lo normal. Tomaba cerveza y me divertía con mis amigos. Era algo muy parecido a lo que hago ahora.

ESQ: Al final de la película hay imágenes de lo que serían las siguientes ocho secuelas de la serie. Obvio es una broma, ¿pero han pensado en una tercera parte?

CT: Acabamos la primera película pensando en una segunda parte. Todos nos dimos cuenta de que podíamos enloquecer un poco más si fuéramos a la universidad [en la primera parte los personajes de Channing y Jonah Hill se infiltran en una preparatoria], pero ahora no sé. La universidad es la progresión normal de la prepa, no sé qué siga después de eso. En la primera apuntábamos a una secuela. Ahora le apostamos más a que la tercera sea en una casa de retiro y nuestros personajes tengan 80 años.

ESQ: Estas son tus primeras comedias, ¿cómo te has sentido?

CT: Jonah no me permitió ver 21 Jump Street hasta que ya se había exhibido en todo Estados Unidos. Nunca había actuado en una comedia y él quería que la viera en un buen cine, con público, en una función regular para que escuchara las risas de la gente y no con las personas de la industria en una función especial. Creo que haber trabajado en estas películas me ha ayudado a darme cuenta de que puedo trabajar en cualquier género que me proponga, aunque no haría una comedia yo solo. No me animaría sin Jonah o sin una persona que me apoyara, alguien que me protegiera, porque sé que no es nada fácil.

ESQ: Ya que hablamos de la gente con la que has trabajado, ¿quién es el actor que más te ha impresionado?

CT: He trabajado con artistas sumamente talentosos. Ha sido una bendición, pero hace unos años tuve la oportunidad de compartir la pantalla con Jamie Foxx en White House Down (2013). Creo que es el actor más talentoso con el que me he topado. ¡No hay nada que no pueda hacer o entender! Si le das un instrumento, lo toca y lo toca bien. Si lo pones en un podio da un discurso espectacular, y si lo colocas en el lugar más raro del mundo resolverá la situación de alguna manera y hará lo que tiene que hacer. Lo admiro mucho. Una persona así tiene mucha presencia y poder; no lo puede ocultar.

ESQ: Uno de tus grandes planes a corto plazo es producir más películas,  no sólo documentales [como Earth Made of Glass], ¿qué tipo de productora tienes en mente?

CT: Me gusta el modelo de colaboración que establecieron George Clooney y Steven Soderbergh. Me inspira mucho su labor. Han sido pioneros en lo que hacen y queremos ir hacia esa dirección. Cuando fundas tu propia compañía quieres estar más involucrado emocionalmente en tu trabajo. Siempre seré un actor que dé el cien por ciento en cada película en la que participe, sin embargo, tengo ideas para hacer películas y me gustaría que mi trabajo sea de mi propiedad. Estamos buscando a más directores con hambre y empuje. Y me interesa mucho seguir ese proceso muy de cerca.

Salir de la versión móvil