Icono del sitio Esquire

Cuando experimentes que tu vida es un fracaso, recuerda que Chris Hemsworth se siente “asqueado” por su riqueza

Getty Images

Al actor Chris Hemsworth le preocupa que sus hijos crezcan sintiéndose unos privilegiados y sin apreciar las cosas materiales.

Cuando se trate de hablar sobre las razones que le llevaron a la cima del éxito, Chris Hemsworth no trata de negar lo evidente: que al margen de su sede de expresarle a nivel artístico, la perspectiva de asegurar su futuro a nivel económico en caso de que triunfara le resultaba muy atractiva: «No quería estar sin dinero como cuando era pequeño», reconoce.

Sin embargo, no resulta nada descabellado imaginar que los niveles de éxito que ha alcanzado le han sorprendido a sí mismo y lo han colocado en una situación que jamás espera atravesar: la de contar con mucho más dinero del que necesitaría para cumplir su objetivo inicial de cuidar de sus seres queridos.

“Me asquea”, afirma el actor que le da vida a Thor acerca de la fortuna que ha amasado a lo largo de su carrera. «Recuerdo que cuando era más joven tuve que ahorrar para comprar una tabla de surf. Costaba 600 dólares y estuve ahorrando todo un año con ayuda de mi padre. Cuando por fin la tuve, ni siquiera quería salir a surfear con ella por miedo a que se dañara. Me enseño una lección muy importante sobre trabajar duro para conseguir algo y apreciarlo cuando lo consigues».

Una de sus principales preocupaciones es cómo afectará su riqueza a sus hijos.

«No quiero que mis hijos se pierdan esa satisfacción», apunta en conversación con GQ Australia. «Elsa y yo hablamos a menudo de cómo podemos inculcarles ese mismo respeto y aprecio por las cosas. No quiero que se sientan unos privilegiados, en ningún sentido. El hecho de que tengamos dinero o de que sus padres sean famosos, y que de alguna manera se sientan especiales por ello, me da miedo porque nosotros crecimos sin nada de dinero».

Te puede interesar: Chris Hemsworth y su deseo de cumpleaños sobre convertirse en el nuevo Deadpool

«Hay un par de películas en las que podría haber volcado más energía, desde luego, pero me decía: ‘No, prefiero estar con mis hijos’. No me arrepiento de ello, pero soy consciente de que así fue». Finaliza.

Salir de la versión móvil