Icono del sitio Esquire

Los zares del gol: Mohamed Salah

Mohamed Salah es uno de ellos. Hay jugadores que pueden y deben cargarse el equipo al hombro. Son los directores de orquesta, los que son capaces de lo imposible. De cara a una nueva justa veraniega, estos jugadores serán clave en las aspiraciones de sus selecciones, pues gracias a su inteligencia y a sus goles se encuentran hoy por hoy en la élite mundial. Rusia será testigo de la combinación de dos generaciones: una que disfruta la plenitud de su carrera mientras comienza el declive natural y otra que con los talentos emergentes pretende convertirse en la estelar de la próxima década.

Esquire analiza a los que podrían ser los protagonistas de un torneo que paraliza a la sociedad…

Toca el turno de… Mohamed Salah

Por Juan Pablo Espinosa

EGIPTO

Mohamed Salah parecía un futbolista condenado a ser uno más del montón. Si bien el Chelsea se fijó en él después de mostrar facultades interesantes, lo cierto es que el egipcio comenzó un peregrinar por distintos clubes que en ningún momento presagiaban lo que sucedería en el Liverpool. Todavía cuando Monchi, director deportivo de la Roma lo vendió en 35 millones de euros a los Reds, nadie dijo nada, pues al mismo tiempo el PSG pagaba los 222 millones de euros por la cláusula de rescisión de Neymar en el Barcelona.

Pero “El Faraón” cayó de pie en el puerto inglés, y desde el principio comenzó lo que para muchos era una cosecha anormal de goles. Sin embargo, conforme avanzaba la temporada, el nivel de Salah acompañaba el elevado número de dianas, pues el egipcio se convirtió en un matón, que además generaba juego para sus com- pañeros y asistía constantemente. Por si fuera poco, el africano comenzó a definir de manera excelsa, haciendo verdaderos golazos.

De esta manera, “Mo” se apuntó 32 goles en la Premier League para erigirse como goleador, además de acumular 11 tantos en la Champions League, donde el Liverpool demostró de qué está hecho, y junto a Roberto Firmino y Sadio Mané se convirtieron en el tridente más mortífero en Europa.

Aunado a esto, Mohamed fue pieza clave en el pase de Egipto a Rusia 2018 al anotar el penal de último minuto que los clasificaba a un Mundial, luego de 28 años sin poder participar en el evento balompédico más importante del planeta. Con un total de cinco goles, Salah fue el gran líder de una nación que sueña con convertirse en la mayor sorpresa del campeonato veraniego.

Todos estos argumentos han comenzado una discusión muy real sobre si Mo debería ganar el Balón de Oro por encima de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo para así romper la hegemonía de estos dos titanes. El egipcio puede driblar y dejar varios rivales en el camino como la hace la Pulga y tiene también una pegada impresionante muy similar al portugués; además, con su capacidad asistidora, lo ponen por momentos al nivel del argentino y hacen que el debate por el mejor jugador del mundo tenga una tercera opción muy fuerte.

Probablemente, lo que terminará por definir al mejor jugador del año será la actuación que estas tres estrellas tengan en la Copa del Mundo, pues Messi llega con la obligación de aprovechar la que bien podría ser su última oportunidad de ganar un título con su selección, mientras Cristiano también jugará su último Mundial, con lo que querrá de- mostrar que tiene las credenciales para ser una leyenda. Salah, por su parte, encabeza a una selección que en el papel es débil, pero al compartir grupo con los anfitriones rusos, Uruguay y Arabia Saudita, bien podría acceder a la siguiente ronda si el goleador continúa en plan grande.

De avanzar a la siguiente ronda y si se dan ciertas combinaciones, los octavos de final podrían ofrecernos un choque entre dos de los mejores jugadores de la tem- porada, pues Egipto y Portugal podrían enfrentarse, con lo que Salah y Ronaldo estarían por comenzar a inclinar la balanza de un lado o del otro.

Mohamed Salah es el vivo ejemplo de que los sueños en el fútbol se cumplen. Pasó de ser un jugador prome- dio a una figura internacional que ha demostrado que puede con los reflectores y las grandes citas. Veremos hasta dónde llega su historia.

Ficha Técnica

Nombre: Mihamed Salah Ghaly

Fecha de nacimiento: 15 de junio de 1992

Edad: 25 años

Lugar de nacimiento: Nagrig, Gharbia, Egipto

Posición: Delantero

Clubes: El Mokawloon (EGI), Basilea (SUI), Chelsea (ING), Fiorentina (ITA), Roma (ITA) y Liverpool (ING)

Goles en clubes: 89

Apariciones en selección: 57

Goles en selección: 33

Títulos: Una Liga suiza

No dejes de leer: Mundial de Rusia 2018: ¡Analizamos a todas las selecciones!

Salir de la versión móvil