Icono del sitio Esquire

El factor más importante en tu entrenamiento

El factor más importante en tu entrenamiento

El factor más importante en tu entrenamiento

Este olvidado detalle te ayudará construir músculo más rápido. Toma nota.

 

Es simple: no hay variable en el ejercicio más importante que el tempo. Este factor describe la velocidad a la que se realiza cierto movimiento. La mayoría de las personas que acuden a un gimnasio conocen una sola velocidad, la rápida. Pero un buen fanático el fitness sabe que el más leve ajuste en el tempo puede cambiar completamente el estímulo en sus músculos y desbloquear inmediatamente la puerta a un nuevo mundo de incrementos musculares.

Conseguirás más progreso concentrándote en dominar menos movimientos con una variedad de ritmos de entrenamiento que cambiando constantemente tus ejercicios para confundir a tus músculos para conseguir poco -o ningún- crecimiento muscular.

Aquí hay tres ritmos de entrenamiento que recomendamos:

1. Tempo excéntrico acentuado. Disminuir la velocidad en la parte excéntrica (también llamada negativa) de un ejercicio es una de las maneras más rápidas de construir más músculo. El daño muscular es una de las tres principales mecánicas de la hipertrofia (el término científico para el crecimiento muscular) y la investigación muestra que el entrenamiento excéntrico acentuado conduce a mayores daños musculares y adquisición de fuerza que el entrenamiento de velocidad normal. ¿Cómo aplicar las fases excéntricas acentuadas en tu rutina? Trata de tardarte en realizar la parte negativa de un movimiento en de 4 a 5 segundos, estirando lenta y constantemente los músculos bajo la carga. Sí, tendrás que cargar más ligero de lo normal, pero sin duda tus músculos te lo agradecerán.

Getty Images

2. Tempo Mente-Músculo. Carga la mitad del peso y duplica el tiempo bajo tensión. Es una manera súper eficaz de despertar esos obstinados grupos musculares. Tómate 4 segundos para levantar el peso y 4 segundos para bajarlo. Incluyendo una breve pausa en la parte inferior y superior del movimiento, cada repetición debe tomarte unos 10 segundos.

3. Tempo pausado. ¿Quieres mejorar tu rendimiento de inmediato? Entonces comienza a sentirte cómodo sosteniendo la posición final de cualquier ejercicio. Por ejemplo, hacer una pausa en la parte inferior de una sentadilla o lagartija o en la parte superior de una dominada. La mayoría de los hombres vuelan entre repeticiones, confiando solamente en la elasticidad de sus articulaciones y en el tejido conjuntivo para activarlas durante el ejercicio. Esto no sólo te
desgasta con el tiempo, sino que realmente nunca dominas un movimiento a menos que puedas mantenerlo con la forma perfecta en la posición más difícil.Mantén la posición final del ejercicio durante cuatro segundos antes de explotar de nuevo a la posición inicial. Y no sólo mantengas la
posición final, también tensa todos tus músculos y mantén tu cuerpo lo más apretado posible.

Con información de Men’s Health en Español

 

Salir de la versión móvil