Icono del sitio Esquire

5 vitaminas que necesitas para aumentar tu rendimiento físico

5 vitaminas que necesitas para aumentrar tu rendimiento físico

5 vitaminas que necesitas para aumentrar tu rendimiento físico

Nutrientes esenciales para el cuerpo y que seguramente no consumes todos los días.

 

Aunque sabemos que hay muchas deficiencias vitamínicas que podríamos combatir, decidimos enfocarnos en las cinco más comunes para que sea más fácil cuidar tu cuerpo desde adentro.

1. Hierro: Sin hierro, el cuerpo es incapaz de producir glóbulos rojos. Los síntomas incluyen piel pálida, falta de aire, mareos y cansancio. La peor consecuencia es la anemia, que se da cuando el número de glóbulos rojos disminuye a tal grado que la sangre se vuelve menos eficiente para transportar el oxígeno. Para abastecerte de hierro, come lo que nuestros ancestros del paleolítico ingerían en abundancia: carne roja, aves, pescado, frijoles y vegetales de hojas grandes, como la espinaca.

2. Vitamina D: Alrededor del 90% del consumo de esta vitamina proviene de la exposición directa a los rayos UV, lo que permite a la piel generar este nutriente. En nuestro país, debido a las elevadas temperaturas que nos alejan de los lugares abiertos, las condiciones sociales y los trabajos de oficina , muchos de nosotros simplemente no atrapamos los suficientes rayos solares. Los síntomas por deficiencia de vitamina D van desde la debilidad muscular, dolores de huesos y articulaciones y cansancio, hasta un riesgo elevado de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. Si aumentar tu exposición al sol no es una opción, entonces los suplementos son la respuesta, pues no es posible obtener la cantidad de vitamina D que necesitas de los alimentos únicamente.

Getty Images

¡Hora del desayuno!

3. Magnesio: Es esencial para tener una buena estructura ósea y dental, pues juega un papel fundamental en las reacciones enzimáticas del cuerpo. La falta de magnesio causa fatiga, debilidad, pérdida de apetito, dolores de cabeza, hipertensión, enfermedades del corazón y diabetes. Para compensarlo existen suplementos, pero también están los vegetales verdes, las nueces (en especial las almendras), las algas y las semillas de calabaza, con un alto contenido de magnesio.

4. Vitamina B12:  Es un caso particular, pues cada una de las células la necesita para funcionar, pero somos incapaces de producirla de forma natural y la obtenemos de fuentes externas. Además de contribuir a la producción de ADN y de formar neurotransmisores en el cerebro, ayuda a mantener saludables las neuronas y los glóbulos. Aunque es común que los veganos presenten deficiencia de este nutriente, lo cierto es que cada vez más carnívoros muestran niveles bajos. Los síntomas incluyen el entumecimiento de extremidades, cansancio, inflamaciones, debilidad muscular, pérdida de memoria y también puede producir anemia. Si comes carne tienes suerte, porque sólo una porción de mariscos brinda 1,400% de la ingesta diaria recomendada, mientras que un bistec de 170 g aporta hasta un 150%. Los vegetarianos deben aplicarse shots de vitamina B12 o tomar suplementos.

5. Yodo: Es un mineral esencial para la función tiroidea, pues tiene un impacto directo en la regulación de los niveles de energía, el humor, la temperatura y el metabolismo. El yodo suele encontrarse en el suelo y en el mar. Sólo un gramo de alga –o kelp— contiene de 460 a 1,000 por ciento de la ingesta diaria recomendada, mientras que tan sólo 85 g de bacalao tiene cerca de un 60%. Para cubrir el requerimiento diario consume un suplemento en dosis de 12.5 mg.

Crédito de foto: Cortesía de Warner Bros

Crédito de gif: Giphy

 

Salir de la versión móvil