The Insider: para los que se quedan

The Insider: para los que se quedan

Si decidiste aprovechar los días de asueto para disfrutar la ciudad, aquí los mejores lugares para divertirte.

Por: Miguel Verduzco | Fecha: 24/03/13

 

 

 

Si te quedaste en el DF, andas de fiesta y te gana la copa y el rock&roll, tanto que decides no parar de celebrar en esta especial Semana Santa, mi primera opción definitivamente sería el Manabendra Nath Roy, conocido como el Monroy o el M&Roy (Mérida 186. Colonia Roma). Sigue el enigma de si el controvertido y polémico Zemmoa seguirá en la puerta (va y viene porque está creando un proyecto musical, al parecer). Si no estás en la lista de invitados, si no eres amigo de Zemmoa o si no cuentas con tarjeta o anillo de membresía, no vas a pasar, así que mejor vete al Farolito, al Califa o al Kalimán, a cerrar dignamente la noche con unos taquitos. Ahora que vea a León Larregui o a los arquitectos Picauld y Ludwig les preguntaré al respecto... Lugar para profesionales con maestría en la maratónica labor del afterpartysmo.

 

 

 

Otro lugar interesante con los mejores invitados en las tornas es el Club Versalles 52 (Versalles 52, Colonia Juárez):  en la parte de arriba en ese espacio lleno de láser verde, te sientes en completa y absoluta libertad de perder el estilo. Vete a la parte de abajo y el magnetismo de la barra te hará regresar a hidratarte cada dos minutos: es un lugar siempre lleno en el que no podrás dejar de bailar. Pásala bomba y nos vemos para desayunar o más bien ¿para la comida?

 

 

 

Un lugar casi olvidado pero que sigue monopolizando el baile de generaciones, es el Rioma (Insurgentes 377, Colonia Condesa). Siempre nos jala la mirada con su escaparate misterioso y su fama de hace ya bastantes años. Algo que te indica un "nunca vas a salir de aquí" es que jamás tendrás señal ni en tu Berry, ni iPhone, ni iPad ni de tu nuevo Galaxy. Llega, desconéctate, disfruta, enloquece y siente el electropop acompañado por una nostalgia noventera... y pídete un Hendrix-tonic con una rodaja de limón, todos esto sin perder de vista a  las modelitos recién llegadas de Brasil, Venezuela, Colombia y, últimamente, de Dinamarca. Pura belleza que se puede conquistar.

 

 

 

Si lo tuyo es el progressive house y lo más electrónico del planeta, entonces el Dobby Club (Vito Alessio Robles 138, Colonia Florida) es el lugar que tienes que pisar. Sobra decir que no esperes otra cosa que gente en pleno rush, muy exótica y sin parar de bailar. Será normal ver gente engafada, así que prepara las tuyas (unas medio cheap pues probablemente no las volverás a ver). Hay que ser todo un profesional en este maratón fiestero y lograr sobrevivir: nunca olvides tomar agua, mucho agua (sea lo que sea que estés disfrutando). Y recuerda que el que malacopea PIERDE, siempre.

 

 

 

 

Esta semana me tocó tener algunas reuniones de negocios en la Condesa en México y descubrí un par de buenos lugares que les quiero compartir:

 

Bacán

Resulta ser que este lugar lleva un año abierto, pero no había agarrado onda, como que le faltaba algo, los dueños aún no saben qué es, pero me parece una de las terrazas más interesantes y probablemente la más grande de la colonia Condesa. Tiene varios platillos de comida internacional preparada por el chef Rafael Betancourt, como el pulpo a las brasas, carnitas de atún, una gran opción para todos los que están a dieta,  tuétano y los tacos de arrachera. Los postres son sorpresivamente buenos, como el trío de pastel de queso y el crujiente de chocolate con Nutella. Está perfecto para romantiquear, para reuniones de negocios, y en fin de semana hay familias condeseras, hipsters, de todo un poco, pero todo en muy buen ambiente. Otro punto a favor es que es pet friendly.

Bacán: Mexicali 4. Esq. Nuevo León. Condesa. Tel. 52 11 92 36

 

 

El Jamil

El Jamil, según lo que me contaron sus dueños, significa "precioso", y resultó ser otra gran sorpresa de comida libanesa. El chef trabajó en la cocina del Intercontinental de París. Los dueños son libaneses también, así que, de cierta manera, al llegar el lugar te da confianza gracias a que hablan árabe y fuman  shisha. Es pequeño, sencillo y con estilo mediterráneo; con servicio enfocado a los detalles y con una cocina excelente: las hojas de parra, el jocoque seco con hierbabuena y ajo, el tabbouleh y un shawarma de cordero son un must. Todo les queda muy bien. Tiene vinos argelinos que me quedé con ganas de probar.

El Jamil: Amsterdam 306. Col. Hipódromo Condesa, Tel. 55649486

 


Buena semana. Los mejores deseos.