Hombres con Aura: ¿Alguien dijo mandilón?

Hombres con Aura: ¿Alguien dijo mandilón?

Nuestra columnista investigó el verdadero significado de este sobrenombre y comprobó que el mandilón no es como lo pintan.

Por María Aura | Fecha: 11/09/14

 

Queridos señores míos, ¡se nos acabó el año! ¿Qué les dejó este fin del mundo? Yo sólo espero que llegue acompañado de un nuevo inicio en el que todos sean caballeros y todas, damas.

 

Les cuento que traigo atorado un tema que me provoca tantas emociones que no sé ni por dónde empezar. ¿Han oído que un hombre le dice "mandilón" a otro? Hace tiempo no escuchaba este término y pensé que era de otra generación, pero no: hay quienes aún usan este concepto pero, para mi sorpresa, también hay mujeres que llaman así a algunos hombres.

 

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra mandilón como: "hombre de poco espíritu y cobarde". Así que cuando una supuesta amiga llamó "mandilón" a mi esposo, frente a mí, me enojé. Asumo que esta señora no se tomó el tiempo de buscar el significado de la palabra porque, de ser así, no habría llamado así a un colega, amigo y esposo de su amiga.

 

Me surgen varias preguntas: ¿quién debe sentirse bien con este adjetivo calificativo? ¿El hombre al que se le imputa semejante característica? ¿La mujer de éste? ¿El pelado que decide llamar así a un amigo? ¿O sólo se trata de un término peyorativo que busca hacer sentir mal a todas las partes involucradas? En ese caso, me parece de muy poca calidad humana llamarle "hombre de poco espíritu y cobarde" a alguien que apreciamos.

 

Lo que entiendo yo por "mandilón", sin tomar en cuenta la definición del diccionario sino la tiene en los contextos más populares, es: un hombre que no tiene los pantalones para hacerse valer frente a su mujer y acaba orinando sentado para no manchar la taza y que ella no le grite. ¿Cierto?

 

 

Es cierto tipo de gente la que llama a sus amigos "mandilones". Nadie que tenga una bonita relación le diría a un hombre de esa manera.

 

 

Para mi gusto, en este caso, la mujer y el hombre están retrasados en la historia de la convivencia. Ella no tendría por qué gritarle, bastaría con pedirle amablemente que tenga más cuidado; y el caballero en cuestión debería ser lo suficientemente educado y considerado con la persona con quien vive como para no dejar cochina la superficie de la taza. Si ambos son esas personas horribles que gritan como histéricas o que orinan como animales, entonces ¿qué caso tiene poner tanto esfuerzo para establecer una bonita relación amorosa?

 

Después de que tus amigos te llaman "mandilón", ¿qué medidas debes tomar? ¿Ignorarlos y dejarlos que piensen que no eres suficiente hombre? ¿Maltratar públicamente a tu mujer para que ellos crean que "eres muy hombre"? ¿Eso te haría una mejor persona, un hombre más íntegro o un caballero más audaz? No lo creo. Por fortuna mi esposo ignoró, como los grandes, el odioso vituperio.

 

Es cierto tipo de gente la que llama a sus amigos "mandilones". De hecho, son personas solas o infelices. Nadie que tenga una bonita relación de pareja le diría a un hombre así, porque comprendería que si él quiere estar pegado a su esposa, novia o amante es porque es feliz con ella, y no porque sea una obligación. ¿O me equivoco? Así que, a mi parecer, quien llama a otro "mandilón" es un resentido, envidioso de la paz y felicidad ajena. He dicho.

 

Y ojo: todo esto lo escribe su mandilona de hueso colorado porque, eso sí, soy bieeeeen mandilona y haría cualquier cosa con tal de hacer feliz a mi esposo. ¡Besitos y felices fiestas!