Tarantino Unchained

Tarantino Unchained

Los filmes del director son tan peculiares como su personalidad. Lo entrevistamos por el estreno de su nueva película, Django Unchained

Por: María Teresa Hernández | Fecha: 17/01/13

Los filmes que integran la obra de Quentin Tarantino son tan peculiares como la personalidad del director estadounidense. Desde Los Ángeles, California, el guionista de cintas como Pulp Fiction, Kill Bill e Inglourious Basterds, habló con Esquire México acerca de su nueva película, Django Unchained, un spaghetti western protagonizado por Jamie Foxx, Christoph Waltz y Leonardo DiCaprio. En ella, Tarantino confirma que el secreto de su éxito está en desafiar la narrativa convencional y crear personajes con un humor negro e inteligente, que logren trascender en la historia de la cinematografía.

 

FADE-IN:

 

1. INT. SUITE - TARDE

 

Es un sábado de septiembre en el Hotel Four Seasons de Beverly Hills. Son las 3:07 de la tarde, hora local de Los Ángeles, California, el termómetro alcanza los 36 grados centígrados. La ciudad más glamurosa de California es el infierno en la Tierra.

 

Una mujer joven, PERIODISTA DE ESQUIRE, entra en una de las suites del piso 12 del hotel. Frente a dos ventanales abiertos que dan a un balcón, QUENTIN TARANTINO se acomoda el panama hat que lleva sobre la cabeza. El director estadounidense camina de un lado a otro y luce acalorado. Bebe un trago del vaso que lleva en la mano y luego lo deja sobre una mesa de madera, junto a dos botellas vacías de agua mineral.

 

La periodista de Esquire, nerviosa, se aproxima al cineasta. Está ahí para entrevistarlo con motivo del estreno de su nueva cinta, Django Unchained. Tras un fuerte apretón de manos, ambos toman asiento en la sala de la suite para iniciar una plática de 30 minutos sin interrupciones. Quentin Tarantino viste con una playera blanca, una camisa burdeos estampada con motivos tropicales, pantalón negro de corte recto, calcetines blancos y tenis Adidas.

 

PERIODISTA DE ESQUIRE

Has mencionado que existe un "poder cinemático" que atrae al público a un filme. ¿Cuándo fue la primera vez que lo experimentaste al grado de influir tu decisión de convertirte en cineasta?

 

QUENTIN TARANTINO

La primera película impactante que recuerdo fue Planet of the Apes [de 1968, dirigida por Franklin J. Schaffner]. Era una cinta que realmente quería ver. Otra fue It's a Mad, Mad, Mad, Mad World [de 1962, dirigida por Stanley Kramer], porque me gustan las comedias y esta es grande. Pero, ahora que lo pienso, creo que la primera que realmente me impresionó fue Diamonds are Forever [de 1971, dirigida por Guy Hamilton].

 

DISSOLVE TO:

 

2. EXT. HOLLYWOOD BLVD. - TARDE

 

Es una tarde soleada de 1971. Un NIÑO de ocho años, hijo de la enfermera Connie McHugh y el actor Tony Tarantino, camina de la mano de un HOMBRE adulto, su padrastro, en dirección al Grauman's Chinese Theatre de Los Ángeles.

 

Una vez frente al cine, consultan la cartelera y un póster les anuncia que la función del día estará dedicada a Diamonds are Forever, filme en el que Sean Connery encarna al agente 007 por sexta ocasión. Tras comprar un par de entradas, ambos se forman en la fila para entrar.

 

QUENTIN TARANTINO (voz en off)

A pesar de que había escuchado hablar de ellas, no había visto ninguna de las cintas de James Bond. Fui fanático de las historias de Bond incluso antes de verlas. Diamonds are Forever fue la primera película para adultos que vi. Había mucha acción y me encantó. Fue mucho más emocionante de lo que me hubiera podido imaginar. En aquella época, se dieron muchos lanzamientos de películas del agente 007 y en los cines se presentaban funciones dobles y triples. Meses después de aquel día en que disfruté de Diamonds are Forever, regresé al Grauman's Chinese Theatre para ver un triple feature: Dr. No [1962], From Russia With Love [1963] y Goldfinger [1964]. La verdad es que, a excepción del final, las dos primeras me parecieron aburridísimas, quizá porque yo estaba muy chico, ¡pero Goldfinger fue increíble!

CUT TO:

 

3. INT. SUITE DEL HOTEL FOUR SEASONS DE BEVERLY HILLS ? TARDE

 

Quentin Tarantino suelta una risotada y echa la cabeza hacia atrás. Mientras tanto, una MUJER RUBIA con acento británico entra a la suite para dejar una hielera y otra botella de agua mineral sobre la mesa. En cuanto sale de la habitación, el cineasta se levanta del sillón para servirse otro vaso de agua. Luego respira profundo y regresa a la sala.

 

PERIODISTA DE ESQUIRE

Django Unchained llega en diciembre a las salas de cine de todo el mundo. ¿Cómo es que inician tus proyectos? ¿Defines la historia desde un principio o dejas que tus personajes la desarrollen conforme escribes y éstos evolucionan?

 

QUENTIN TARANTINO

A veces sí permito que los personajes orienten el guión o decidan qué tantos giros dará el relato. Todo ocurre así: tengo una historia en la cabeza y debo planear cómo darla a conocer porque soy un narrador. Empiezo con una idea que me permite desarrollar la mayor parte de la trama pero, como puedo estar equivocado con respecto a algunas cosas, sólo puedo determinar hacia dónde irá la primera mitad de la cinta. Y, aunque suelo tener una idea del rumbo que puede tomar la segunda parte, con el tiempo he aprendido que es imposible planear más allá.

 

Quentin Tarantino suspira y se mantiene unos segundos en silencio.

 

Así que dejé de planificar todo desde el principio porque, cuando llego a la primera mitad de una producción, ya sé exactamente qué es lo que estoy haciendo. Es decir, los personajes se han vuelto reales y han dejado de ser pensamientos. Como creador los he definido, he dudado de ellos y me han mostrado el camino que debo seguir.