Portafolio: palabras de un migrante

Durante un mes, el fotógrafo Nicola Okin Frioli le pidió a migrantes que escribieran los motivos por los que viajan. Éstas son las imágenes de este proyecto conmovedor.

Por: Alejandro `Matu´ Ortiz (entrevista) | Fecha: 05/11/12


 

 

Las imágenes que de este fotorreportaje están lejos de formar parte del llamado "Sueño Americano". Este trabajo fotográfico plantea, de manera cruda y directa, algunas de las razones que motivan a los migrantes latinos a cruzar el territorio mexicano para llegar a Estados Unidos, en busca de un futuro digno para ellos y sus familias. Los protagonistas de las imágenes transmiten en puño y letra los mensajes que llevan tatuados en la mente al emprender un viaje en el que están dispuestos a dejar todo, incluso su propia vida. Durante un mes, el fotógrafo Nicola Okin Frioli [okinreport.net] realizó este trabajo que muestra un panorama siempre olvidado de la migración hacia Estados Unidos. Éstas son las razones e ideas detrás de este proyecto conmovedor.

 

  • México ofrece un importante panorama de la migración hacia Estados Unidos. El proyecto Al "otro lado" del sueño nació por la necesidad de presentar mi visión y sensibilidad estética como fotógrafo con relación a este tema.
  • Durante esta investigación me encontré, en repetidas ocasiones, imágenes de personas que viajaban ilegalmente en el techo de los trenes, pero éstas sólo retrataban la migración, no a los migrantes, ni su realidad, ni sus motivaciones. Me interesaba contar el gran sacrificio que cada uno de ellos hace para ofrecer a sus familias un futuro digno.
  • Este trabajo consta de dos partes. En la primera fotografié a personas que habían sido víctimas de violencia y accidentes durante su trayecto y se detenían en uno de los albergues para migrantes en Tapachula, Chiapas. La segunda parte la realicé en el albergue del Padre Alejandro Solalinde,  en Ixtepec, Oaxaca, donde también atiende a migrantes que van de paso.
  • La necesidad de acercarme de una forma más humana a los migrantes me llevó al recurso de los cartones, donde ellos escribieron mensajes de su puño y letra. Con sorpresa, me di cuenta de que abrí un foro para que externaran libremente sus denuncias, deseos, miedos y promesas a sus familiares.
  • Al "otro lado" del sueño empezó en 2008 y sigue evolucionando. No quiero terminarlo. Creo que me he involucrado mucho emocionalmente con su realidad y, aunque no me pertenece, no me puedo permitir olvidarla. La quiero documentar.
  • Es imposible no involucrarte, como ser humano y como profesional. Un fotógrafo tiene que emocionarse y eso tiene que reflejarse en tu trabajo. No puedo ser un cirujano de mano firme y mente fría.
  • Al momento de fotografiarlos intenté no mostrarles mi agobio, tristeza o compasión, pero no lo logré con la foto de Gonzalo (en la página opuesta). Cuando me mostró su cartón, no pude contenerme y exploté en llanto. Su frase es tan poderosa, tan simple y tan personal. La firme voluntad de regresar con su familia, expresada en el cartón y en su mirada, la convierten en mi foto favorita.
  • Fue un proyecto complicado en la parte emocional, es decir, vivir a través de ellos el dolor y el sacrificio. Ese sentimiento aún sigue presente en mi vida cotidiana. En la parte práctica, incluso enfrenté a pandilleros armados que quisieron intimidarme al sentirse amenazados.
  • Soy una persona sumamente sensible. Siento que tengo una deuda con ellos por haberme dejado realizar este proyecto.
  • Este trabajo me abrió puertas. Con la primera parte del proyecto incluso he ganado premios (Picture of the Year latam, 2011) y he expuesto internacionalmente (Photo España, Instituto Cervantes, 2009).
  • Más allá de las personas interesadas en un buen proyecto fotográfico, espero que mi trabajo llegue a los causantes de que este viaje sea una pesadilla para los migrantes. Quiero que lo vean quienes tienen miedo de acercarse a ellos para ofrecer su ayuda bajo la idea de que son diferentes a nosotros, de que no aman, de que no sufren y de que no tienen derecho a vivir dignamente.
  • Busco sensibilizar a la gente y crear conciencia en aquellos que opinan sobre el tema sin conocer las condiciones en las que viajan los migrantes y la situación de desesperación en la que se encuentran.
  • Para mí, inmigrante significa "humanidad en el camino". Todos somos
  • Inmigrantes: lo fueron nuestros padres y lo serán nuestros hijos. Lamentablemente, en nuestra época, es difícil separar este término de la injusticia y la necesidad. Hermanos somos todos y los hermanos nunca se separan. Los problemas de los demás son nuestros. El problema a resolver es, como dice el actor Gael García Bernal en el prólogo del libro 72 Migrantes [Ed. Almadía, México, 2011], "Que no se tenga que hacer el viaje para sobrevivir".