Robert Pattinson habla sobre la relación de Hollywood con la (falta de) salud mental

 
 

"Sin terapia, no sé cómo podría haber seguido haciendo mi vida".

Por: Redacción Esquire @esquirelat

 

Robert Pattinson cree que la fama puede conducir (inevitablemente) a problemas de salud mental, tras confesar que él personalmente pasa mucho tiempo preocupado.

El actor le dijo a The Daily Telegraph que convertirse en famoso tras ser Edward Cullen en la saga de Crepúsculo le causó mucha preocupación por su familia. "Realmente no cambié. Y fue divertido. Para mí", dijo. "Tenía buenos agentes y esas cosas y he tenido muy buenos amigos desde el principio.

"Cuando creo que se complica todo es cuando no tienes amigos y piensas: 'Si consigo que gente desconocida me quiera, eso me ayudará a llenar ese vacío. Y luego, cuando no llenan ese vacío, te vuelves diez veces más loco".

Cuando se le preguntó si cree que la fama conlleva problemas para la salud mental, dijo "Definitivamente", y agregó: "Casi todas las personas que se hicieron famosas que conozco están completamente locas". "Es por culpa de la soledad, y también la repetición de tus interacciones con la gente".

Pattinson comentó que cuando les dijo a sus padres que iba a someterse a terapia, estaban "literalmente horrorizados". "Yo pensaba: ¿por qué es algo malo? Recibir terapia tiene ese extraño estigma. Es muy raro... Pero creo que pensar así es tener una actitud retrógrada". Pattinson agregó: "No sé cómo podría haber seguido haciendo mi vida sin ella".

El actor también explicó por qué nunca se ha decidido a hacer un papel en una película badada en el mundo de los cómics: "Es porque no tengo abdominales bien marcados, lo he intentado durante años", bromeó. "No, creo que es aterrador ser una especie de sinónimo con respecto a un personaje... Nunca he hecho una audición para un papel así".

Crédito de foto: Getty Images

 

Comenta esta nota