El problema sexual masculino que muy pocos conocen

 
 

La eyaculación precoz y la disfunción eréctil no son las únicas dificultades íntimas que puede padecer un hombre.

Por: Redacción Esquire @esquirelat

 

El sexo es una cuestión de números: cuántas veces, cuántas posturas, cuántas parejas sexuales, qué medidas y, sobre todo, cuánto tiempo. Y es que tal parece el tiempo que se invierte en un acto sexual es uno de los principales factores que mide la satisfacción en ello, ¿no? Por lo que se te vendrá a la mente: cuanto más tiempo, mejor. Pero ojo, durar demasiado también puede ser algo problemático.

Hablemos de la eyaculación retardada. ¿Qué es? Es la dificultad para eyacular aun cuando se produce una erección completa y suficiente excitación y estimulación sexual durante el coito, así de sencillo.  

Para entenderla mejor, hay que saber diferenciar entre una eyaculación retardada de origen psicológico a una de origen físico u orgánico. Las primeras son aquellas que presentan un marcado retraso en la eyaculación durante al menos 6 meses. Se debe a un problema de concentración, que impide dejarse llevar en el acto sexual. También se debe saber que la falta de libido es rara vez la causa.

¿Te podrías resistir?

Acá la pregunta del millón: ¿cuánto debe de durar una relación sexual? Existen estudios que se han centrado en medir los tiempos de la eyaculación e indican que un encuentro es "demasiado corto" cuando dura de 1 a 5 minutos; "adecuado", de 5 a 15 minutos; "deseable" de 15 a 25; y "muy largo", de 25 a 40.

NOTA RELACIONADA: ¿Cuánto tiempo debes durar en la cama? Ellas contestan de forma sincera

Sobre estos ideales de tiempo en torno al sexo, uno de los factores principales es el porno, en el que vemos a los actores realizar maniobras sexuales maratónicas.

¿Cómo tratarla? Lo más recomendable son las terapias sexológicas (ya sean en pareja o de manera individual).En estas sesiones se enfoca en alargar el periodo de excitación. También se recomienda evitar el coito durante un tiempo. La clave está en no pensar tanto en el final, sino en lo que se está viviendo y sintiendo, ¿no?

 

Comenta esta nota