El curioso caso del pez al que tuvieron que hacerle una "silla de ruedas"

 
 

Una conmovedora historia que te alegrará el día y te devolverá la esperanza.

Por: Redacción Esquire @esquirelat

Un pececillo muy particular está revolucionando Internet. Se trata de un carpín dorado con un trastorno incurable en la vejiga natatoria, la cual les permite a los peces mantener su estabilidad dentro del agua. Cuando este órgano no funciona correctamente, los animales pueden acabar muy desviados hacia un lado o incluso nadando boca abajo. 

El caso de Taylor llegó a Derek,un joven de 20 años que trabaja en una tienda de acuarios en San Antonio, Texas. Al darse cuenta que el problema del pez era incurable, Derek tuvo una idea para ayudar al pequeño animal: una "silla de ruedas".

La silla de ruedas, que en realidad funciona como una especie de flotador, tiene una pieza de espuma de poliestireno (unicel), lo que le ayuda a flotar.

La amiga de Derek, Taylor Dean —quien tiene un canal de YouTube sobre animales— compartió la conversación con el joven a través de Twitter. Los usuarios de la red social no pudieron contener su emoción ante tanta ternura subacuática y es por eso que su historia cuenta ya con más de 25 mil retuits y 75 mil favs.

"Taylor, estás enseñando a la gente que los animales con discapacidades merecen amor, apoyo y vivir una vida normal", comentó una usuaria de la red.

NOTA RELACIONADA: El perro que atacó a una madre cuando intentaba ahogar a sus hijos no será sacrificado

En cuanto al flotador, Derek reveló: "Añadí peso abajo y algo para mantenerlo a flote arriba y quité piezas despacio hasta que conseguí la flotación adecuada para que a él le resultara fácil nadar sin sentir que está arrastrando algo".

¿Conmovido?

 

Crédito de fotos: Twitter @taylorndean

 

Comenta esta nota