Y Dios creó a... Kate Beckinsale

No es una heroína de película. Es una mujer con los pies en la tierra. Pero sí, sí es perfecta.

Por: Redacción | Fecha: 8/4/14

Kate está esperando al otro lado del teléfono. Esta vez no hay prórrogas -su publirrelacionista ya canceló dos citas previas- y me toma por sorpresa. "¿Hello?", escucho en un suave tono de voz. Estoy congelado.

 

Me programaron la entrevista a la misma hora de una cita clave, en la que ajustaría los detalles finales de mi boda (así es, me caso en marzo), y no puedo pensar en otra cosa. En un acto natural e imprudente -lo admito-, empiezo la entrevista pidiéndole consejos a Kate para mi gran día (¡sí, a Kate Beckinsale!). "¿Te gustan los hombres con barba de unos cuantos días?", le pregunto. "Me fascinan. Es una debilidad. Me gusta cuando parece que no la cuidan pero sí lo hacen; y me fascina que huelan bien".  Me responde con tanta naturalidad que me olvido del cuestionario que había preparado y continúo. "¿Y qué piensas de los accesorios? ¿Te gustan los piercings?", le digo. "No importa si usas delineador, si eres del tipo que usa delineador. Lo importante es que seas tú". "Y qué hay de mis ex novias, ¿debo invitarlas?", la tanteo.  "No lo haría si fuera tú. Y no pases la noche anterior con una stripper, no es nada atractivo. Prepárale unas lindas palabras a tu novia para ese día. Y por el amor de Dios, ¡no uses corbata de moño!", me dice al tiempo que suelta una gran carcajada.

 

Su risa me deja en estado de shock. Por un lado, estoy al teléfono con la protagonista de Underworld: Awakening y, por el otro, se trata de una plática entre amigos. Así es la siguiente hora al teléfono, natural, sin guión de por medio, hablando de todo y nada. Estos son los mejores momentos de mi conversación con Kate Beckinsale.

 

Esquire: Estuviste dos años fuera de los reflectores, ¿a qué se debió esta ausencia?

Kate: Fue una combinación de cosas. No había una película que me encantara tanto como para dejar a mi familia, y no podía sacar a mi hija (Lily Mo Sheen, 13 años) de la escuela. ¡Pero ya estoy de regreso! [se ríe fuerte]. Hice tres películas en fila (Underworld: Awakening, Contraband y Total Recall) y aunque estaba nerviosa al principio, ya me acostumbré al trabajo. Ahora me pesan otras cosas, como viajar tanto.

 

Esq: Te extrañamos mucho, y más porque fuiste la mujer más sexy de esquire en 2009. ¿buscas reclamar tu trono?

KB: Creo que me siento más sexy ahora, porque ya no tengo la presión de querer sobresalir. Pero ¿quién es la más sexy ahora? ¿Rihanna? Me encanta ella y el hecho de que todas podamos tener ese honor. Aunque no olvides que soy inglesa y esas cosas me apenan mucho [ríe de nuevo]. Y gracias por preguntar, es un lindo cumplido que me consideres sexy.

 

Esquire: ¿Para ti quién es la mujer más sexy hoy en día?

KB: Wow, es una pregunta muy difícil. Me imagino que ustedes no la pasan bien al momento de elegir a una sola mujer para su portada. Hay tantas guapas en el mundo. Voy a pensar y te prometo dar una respuesta al final.

 

Esq: Ok, yo te recuerdo al rato. y en tu opinión, ¿qué se necesita para ser sexy?

KB: Encuentro sexy la inteligencia y la confianza en una misma. Puedes no ser bonita en los estándares tradicionales, pero sí ser totalmente sexy.

 

Esq: Dominas varios lenguajes. ¿te molesta la tonta noción de que las mujeres guapas no son inteligentes?

KB: Nunca me ha afectado. Por mucho tiempo me consideraba más inteligente que bonita. De hecho me gustaría ser menos inteligente [más risas]. Tendría más tiempo libre. Cuando estudiaba en Oxford me impresionaba la cantidad de mujeres inteligentes y guapas que había. No pasaba lo mismo con los hombres, ¿eh?

 

Esq: Hablas ruso, francés e inglés, ¿cuál lengua es más sexy?

KB: Me inclinaré por el francés, suena muy bien y el país es muy romántico. Aunque debo confesarte que los hombres encuentran muy excitante el ruso, no sé por qué. No estoy segura de mi decisión, pero sí, el más sexy es el francés, aunque suene a cliché.

 

Esq: Estudiaste en Oxford porque te gustaba escribir e incluso ganaste dos premios. ¿cómo recuerdas esa etapa de tu vida?

KB: Escribir fue algo que siempre quise hacer. Se interpuso la actuación, pero mi meta era ser escritora. En Inglaterra hay un concurso, "El escritor joven del año", que gané dos veces, hasta que cumplí 18 años y no pude volver a inscribirme. Escribir es una forma de expresarte y ser creativo, sin pasar por una odiosa audición. Todo es bajo tus propios términos.

 

Esq: ¿Te gustaría volver a escribir? nos encantaría que nos compartieras un poema tuyo.

KB: Los llevo en el corazón, ¡pero me apenaría muchísimo leerlos! Dejé de escribir cuando estudiaba francés y ruso en Oxford, empecé a leer a Dostoievski y al final del día ya no quería tener una pluma en la mano. Pero aún me reta una hoja en blanco, es un ciclo que me falta cerrar.

 

Esq: Por lo pronto, este año lo tienes muy ocupado, ¿ya hiciste tus propósitos de año nuevo?

KB: Ay Dios... no acostumbro hacer propósitos porque soy muy desobediente [no para de reír]. Si tuviera que pensar en algo, me gustaría relajarme un poco más y no ser tan dura conmigo misma. Aunque, ahora que lo pienso, creo que nunca he cumplido ningún propósito. Si me propongo correr, sé que no lo voy a hacer. Soy de esas personas que prefiere sorprenderse a sí mismas y lograr algo sin planearlo tanto.

 

Esq: Si en 2012 fuera el fin del mundo, ¿qué te gustaría hacer antes de morir?

KB: Me fascinaría viajar a la India y pasear en elefante. Nunca he estado allá, pero cuando tenía 18 años todos mis amigos viajaban a la India. Me contaban grandes aventuras, aunque todos regresaban con el estómago destrozado. Ahora puedo pagar para no quedarme en una cabaña... ¡y también para evitar esos dolores de estómago! También me gustaría hacer una película de comedia, no me han ofrecido ninguna pero me encantaría entrarle al género.

 

Esq: ¿Cómo sería un día perfecto en el apocalipsis?

KB: Me levantaría tarde y haría planes sencillos, como ir al cine o hacerme un masaje. Más tarde iría con mis amigos a un bar y estaría con mi hija y mi esposo. También invitaría a gente a mi casa, es divertido cuando un grupo de personas se la pasa muy bien.

 

Esq: Este pinta como un año apocalíptico para ti con tantas películas. ¿Qué nos puedes decir de ellas? ¿Descubriste algo nuevo en tu personaje de Underworld: Awakening?

KB: Por supuesto, Selene [su personaje] tiene muchas experiencias distintas a las de las películas anteriores. Ya verán cómo reacciona ahora que tiene una hija. Selene ha permanecido dormida los últimos 12 años como prisionera, y despierta hecha un desastre. Creo que mucha gente, incluyéndome, puede sentirse identificada con esta situación [nos regala su carcajada más fuerte hasta el momento]. Y me fascina que todas sus acciones tienen una raíz emocional.

 

Esq: ¿Cómo aguantas estar vestida de cuero todo el día?

KB: Ahora ya me acostumbré, aunque en la primera película (Underworld, 2003) sí fue complicado. Me encantaría poder quejarme, pero la realidad es que no es cuero puro, sino una combinación de látex que no es tan incómoda llevar todo el día.

 

Esq: Y en la vida real, ¿cuándo aconsejas usar piel?

KB: No soy experta, aunque sí me gusta usar piel en mi ropa. No hay nada de malo con unos pantalones de cuero negro... ¡a menos que seas hombre! Debes ser muy cuidadoso si estás planeando usar unos.

 

Esq: ¿Cómo te llevas con tu esposo (Len Wiseman, productor en underworld: Awakening y director en Total Recall)?

KB: En la primera cinta era una especie de Dios y todo lo tenía que resolver él. Ahora que lo mencionas, era chistoso ver a la gente nerviosa cuando visitaba el set. "¡Cuidado! Ahí viene Len, pasa la voz", decían. Pero él es la persona más amable del mundo, nunca le ha gritado a nadie en su vida. Siempre trabajamos muy de cerca. Como productor se involucró en el guión, la grabación y la edición. Una semana después, en Total Recall, comenzó a dirigirme. Siento que he trabajado todo el año con él, lo cual es fantástico.

 

Esq: Te toca ser la mala en Total Recall...

KB: Sí, será algo nuevo para mí. Siempre he estado del lado bueno, aunque debo aceptar que no fue difícil. Y más porque mi personaje no sabe que es mala, cree que hace lo correcto. Está un poquito loca, fue muy divertido.

 

Esq: ¿Te gustan los remakes, como el caso de total recall?

KB: Sí. Creo que se gana por dos frentes: puedes ver otra versión de una historia que te gusta o puedes serle fiel a la original. A mí me gusta un poco de todo.

 

Esq: Y en Contraband te tocó actuar con Mark Wahlberg...

KB: Es un actor sumamente profesional. Es de los grandes. Quizá sea el actor más varonil que hay en este momento. Fue divertido hacer esta película.

 

Esq: ¿Y tu personaje te gustó?

KB: La protagonista es de Nueva Orléans y yo nunca había estado ahí, así que viajé para conocer la personalidad de quienes viven en esa zona. Me encantó el personaje, esta esposa y madre que tiene un camino difícil por recorrer y responde con mucho carácter.

 

Esq: ¿Cuál de las tres cintas  le gustará más al público?

KB: No tengo una favorita, quiero que la gente disfrute al verlas tanto como yo disfruté filmándolas.

 

Así de sencilla es Kate. Y además me confirma que es sexy e inteligente: "Espera, no hemos terminado. Estuve pensando durante este tiempo y creo que Penélope Cruz debería ser la mujer más sexy en 2012, aunque ella siempre ha sido guapa. Es mi sugerencia", me dice. Creo que en lo único que puedo pensar, además de mi boda, es en recomendarle a mis amigos (solteros) que vayan a Oxford. Con un poco de suerte encontrarán una mujer como Kate.