8 verdaderas atrocidades que seguramente le estás haciendo a tu pelo

 
 

Fallos que cometes (a diario) y que dañan tu melena más de lo que crees.

Por: Redacción Esquire @esquirelat

 

Hay gestos cotidianos que realizas cada vez que te peinas o lavas el pelo que pueden estar perjudicándote cuando tú crees que es todo lo contrario. Estos son los errores que podrías estar cometiendo con tu pelo y que se lo están cargando despacito, suave, suavecito...

1. Usas el shampoo incorrecto. Y es que acéptalo, no tienes ni idea de elegirlo. Si tu pelo es normal (ni muy seco ni muy graso) puedes "permitirte" más abanico de productos. Pero ojo, si tienes tendencia a que se te ensucie muy rápido y estás usando productos hidratantes o para cabellos secos, estás agravando el tema y haciendo que se te ensucie aún más rápido y que produzca todavía más grasa. Si tienes caspa seca y usas productos para pelo graso, lo mismo ocurre. Tienes que identificar qué cuero cabelludo tienes para comprar el producto idóneo. 

2. No sabes tu tipo de caspa y eso hace que empeore. ¿Padeces de este problema capilar? Primero, averigua en el dermatólogo si se trata de caspa seca o caspa grasa. Ojo, es mejor que uses un tratamiento de farmacia a cualquier cosa barata de mala calidad y que no solucione lo que te ocurre.

3. Abusas del calor. Este punto está dedicado a los que usan el secador con la temperatura a tope para darle forma a ese tupé. Las temperaturas altas son veneno para el pelo. Si abusamos de ellas, la punta se partirá, acabará perdiendo el brillo y tendrás que cortarlo. 

4. Te tocas (el pelo) mil veces al día. Eso ocurre cuando pasas por un espejo y te lo "apañas" un poco. Bien, las manos acumulan de todo y lo único que hacen cuando te las pasas una y una vez, es ensuciarte el pelo y darle un aspecto grasiento aunque te lo hayas lavado esa misma mañana.

5. No compras el fijador correcto o llevas el pelo demasiado largo. Porque si éste te está incordiando, se mueve y tienes que estar sobándolo todo el día para que se mantenga como tú quieres.

6. No enjabonas bien. Tienes que masajear el cuero cabelludo no sólo para quitar la grasa y la caspa, sino para estimular la vascularización en esa zona y hacer que el cuero cabelludo se oxigene y crezca un cabello sano.

7. El alcohol... ¡NO! Este ingrediente suele acompañar a muchas fórmulas de productos para el pelo, sobre todo a los fijadores. El alcohol deshidrata y seca el pelo, así que lee la etiqueta antes de echarte algo. 

8. Abusas de productos. Tipo sprays, ceras, geles fijadores... Y no dejas que tu pelo respire. Es importante que estos productos los uses sólo en las puntas y no lleguen a la raíz para no taponarte el folículo ni provocar que el cuero cabelludo se altere. 

 

 

Comenta esta nota