El único truco que debes seguir cuando te bañas

 
 

Mejorará tu pelo y piel de gran manera. Es fácil y tiene una explicación científica

Por: Redacción Esquire @esquirelat

Foto: Yuri Arcurs Peoplelmages.com

Todos anhelamos esa ducha de agua hirviendo, cuando el vapor a primera hora de la mañana es lo más parecido al cielo que estaremos durante todo el día. Pero tenemos malas noticias: todo esa sensación calientita puede estar afectando a nuestra piel, y sobre todo a nuestro cabello.

¿Qué ocurre? Descuidamos la capa protectora de nuestro cuero cabelludo. Parece entonces que la única solución es congelarnos cada mañana para mantener una cabellera equilibrada. Pero no, tranquilo, existe un truco.

Solución: después de una buena ducha caliente, deja correr el grifo con agua fría -muy fría- de dos a cinco minutos como máximo. Esto te ayudará a mantener la humedad en la piel, aumentar el ritmo circulatorio y dejar un aspecto más atractivo al instante en pelo y cara. Esta práctica está comprobada según el doctor Terrence Keaney, del Instituto de Washington de Cirugía Dermatológica Láser.  ¿Buscas mejores resultados? No dudes en usar productos de Sistema GB.

Parece que el mejor tratamiento lo tenemos en nuestra regadera y es que, una vez más, el agua no puede ser más beneficiosa para tu pelo, piel y apariencia.

 

 

 

Comenta esta nota