London Fashion Week Mens 2017, por Gregory Emvy

 
 

Lo mejor del estilo británico, a través de los ojos de un artista plástico.

Por: Gregory Emvy @esquirelat

 

El maratón de la semana de la moda masculina comenzó tradicionalmente con una serie de eventos en Londres, donde este año hubo grandes diseñadores de gran renombre.  

Se encontraron todo tipo de looks en las calles de Londres que robaron muchas miradas. "Elegante" tiene una definición excepcionalmente amplia pero en este caso puede aplicarse desde las personas con atuendos más tradicionales hasta las más arriesgadas que se atreven a combinar y mezclar tendencias. Esta semana es una de mis favoritas, porque es sin duda el momento en el cual se verá el inicio de muchas tendencias.  

Algo que llamó mucho mi atención fue la gran variedad de estilos que los diseñadores han creado, al romper con las reglas, al usar estampados sobre estampados, lisos con cuadros, abrigos de colores con pieles... Esto quiere decir que ahora los trendsetters buscan algo mas allá de lo convencional.  

Esto asegura que hay menos espacio para los diseñadores convencionales que no quieren salir de lo tradicional y mayor oportunidad para los directores creativos que proponen ideas frescas y
que retan a la moda actual. Vivienne Westwood fue una de ellas (este año ofreció formas asimétricas, cortes de gran tamaño, estampados, cashmere suave, lana y terciopelo) así como Craig Green (su espectáculo fue la definición de lo que es la inspiración en la atmósfera de Miedo que ha estado tomando el mundo, o un intento de esconderse de la realidad en un universo de fantasía).

Como opinión personal, soy un gran fan de KTZ y su variedad de colores oscuros, estampados y muchos lazos.

También me fascinó la nueva colección de Christopher Shannon. Habla de la globalización, de las finanzas mundiales, de las gigantescas torres financieras y de las pequeñas personas -en su mayoría trabajadores migrantes- que las hacen realidad. "Todo lo que he visto son
constructores y mensajeros, por lo que la ropa que veo son hoodies, trackies y neones desgastados... Yo quería que la colección se sintiera sutil, pero también un poco agresivo, y un poco molesto" dijo. El espectáculo del diseñador chino Ximon Lee me sorprendió absolutamente.
Era atrevido, áspero y sexualmente provocativo. Los modelos con el pelo mojado y tirado hacia arriba estaban desfilando como si fueran fantasmas. Lee creó una nueva dimensión oriental para sus obras que también citan a Rick Owens y Ann Demeulemeester.

Con todo, los hombres de London Fashion Week Mens me dejaron con una sensación de
esperanza. Parecía como si las mentes creativas de la moda se juntasen para resistir la negatividad y presentaran una tendencia unificada de libertad.  

 

Comenta esta nota