Desayuno para combatir la cruda

Desayuno para combatir la cruda

Después de la fiesta, un desayuno para hombres es lo que necesita tu cuerpo.

Por Román Salgado | Fecha: 11/09/14

 

 

 

Olvídate de los típicos huevos revueltos, cuando hay un hombre se levanta con hambre luego de una noche de vodka (o cualquier otro tipo de alcohol), seguro que busca un desayuno más grande y potente que lo haga revivir al día siguiente. Las carnes rojas son ricas en vitamina B12, una sustancia que absorbe el alcohol en la sangre, así que buen plato de lomo de res y de chorizo puede convertirse en un gran aliado. Además, tendrás una excusa para invitar a alguien, organizar un sabroso brunch y ver el día pasar sin esforzarse. Aquí te explicamos cómo hacer ese desayuno que te dejará en pie para iniciar la jornada de fin de semanas y que seguro repetirás en estas vacaciones, mientras te prometes a ti mismo que no volverás tomar.

 

 

 

Ingredientes:

 

3 cucharadas de mantequilla

 

1 cebolla cabezona mediana, finamente picada

 

1 tallo de cebolla larga, finamente picado

 

2 chorizos, cortado en cubos

 

2 dientes de ajo, finamente picados

 

1 taza de arroz

 

1 jitomate maduro, pelado y sin semillas, finamente picado

 

¼ de lb de queso costeño, cortado en cubitos

 

5 tazas de caldo de res

 

1 taza alta de mazorca desgranada

 

1 papa mediana sin pelar, en cubos de 1 cm

 

2 papas criollas grandes sin pelar, en cubos de 1 cm

 

½ lb de lomo de res cortado en cubos

 

1 cucharadita de aceite

 

2 cucharadas de salsa inglesa o negra

 

¾ de cucharada sal

 

 

 

Método de preparación:

 

En un caldero, derrite 1 cucharada de mantequilla a fuego medio-alto. Agrega la mitad de las cebollas picadas y los cubos de chorizo. Sude hasta que la cebolla esté transparente. Añade la mitad del ajo picado y el arroz. Sofríe 2 minutos e incorpora el jitomate picado, los cubos de queso costeño y ½ cucharadita de sal.

 

Agregua 1 ¾ tazas de caldo, reduce el fuego a medio y deja cocinar. Cuando el líquido se haya evaporado y se vean huecos en la superficie del arroz, tapa la olla y disminuye el fuego al mínimo. No destapes durante 25 minutos. Cuando el arroz esté listo, bájalo del fuego y deshazlo con un tenedor para no romper los granos. Reserve.

 

En una olla mediana pon la mazorca y las papas a fuego medio-bajo con suficiente caldo de res frío para cubrirlas. Lleva a ebullición y cocina sin tapar, de 8 a 10 minutos o hasta que estén blandas pero firmes. Cuela y reserva.

 

En la misma olla, fuera del fuego, pon las papas criollas y cúbrelass con caldo de res frío. Lleva a ebullición y cocina, sin tapar, de 5 a 8 minutos o hasta que estén blandas pero firmes. Mientras tanto, en una sartén grande (preferiblemente que no sea antiadherente) derrite la mantequilla restante con la cucharadita de aceite a fuego medio-alto. Sazona la carne con ¼ de cucharadita de sal. Según el tamaño de la sartén, sella algunos cubos de lomo en la mantequilla, sin encumbrar el fondo. Pasado 1 minuto aproximadamente, cuando se haya formado una costra en cada trozo de carne, voltéalos y séllalos por 1 minuto más.

 

Retira y repite el proceso hasta terminar con la carne. Reserva la carne en un recipiente cubierto con papel aluminio. En el misma sartén en que sellaste la carne, pon a fuego medio-bajo la cebolla picada restante.  Suda por 4 minutos y, si es necesario, incorpora un poco más de aceite. Agrega el ajo restante y saltea. Cuando esté aromático, añade ¼ de taza de caldo de res y la salsa negra, raspando el fondo de la olla con la cuchara para levantar la costra donde se encuentra todo el sabor. Deja evaporar el líquido y agrega la mazorca, la carne, las papas en cubos y el arroz con chorizo. Aumenta el fuego a alto y sofríe, revolviendo constantemente sin desbaratar las papas, hasta que se tueste un poco.

 

 

 

Receta de María Isabel Sarmiento, aquí su blog.