Mezcal: con sabor a México

Mezcal: con sabor a México

Esta bebida se ha sobrepuesto a los prejuicios sociales para alcanzar la cima de los destilados.

Por: Marco Ruiz | Fecha: 16/02/13

 

 

 

Hasta hace un par de años, el mezcal era visto por muchas personas como una bebida barata y vulgar, ya que, decían, era el típico anestésico de borrachines y mejor amigo de los vagabundos. A pesar de esta fama un poco antigua, este destilado ha recobrado su honor y hoy muestra una cara nueva para los adeptos -que no son precisamente borrachos- que gustan de un buen mezcal.

 

 

Temerario por su olor y sabor aromático, característico de las regiones de Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas y Durango, el mezcal es una bebida por excelencia para tomarse sola, sorbo a sorbo o de un trago, sin remordimientos, quizá acompañada de una pizca de sal de gusano y chile.

 

 

Hecho de manos artesanales, este excelente digestivo es la expresión básica de los sabores típicos del maguey. Su nacimiento se da a partir de la maduración del corazón del agave (alrededor de 6 a 8 años). Su producción expresa matices de los distintos agaves silvestres; como el tobalá y el tepextate, o cultivados: como el espadín y el cupreata.

 

 

Para probar y degustar la comida mexicana, la botella de mezcal es esencial, ya que este alcoholito, exalta los sabores de la comida típica azteca, al guardar para el paladar dejos ahumados que produce la cocción de su piña en hornos, y que es un buen acompañante para las especias y sabores de México, (aunque no siempre es necesaria la comida).

 

 

La tentación de probar esta bebida ha crecido alrededor del mundo, así que si visitas la Meca del mezcal en México, el estado de Oaxaca, te recomendamos tomar la "Ruta del Mezcal", en la cual encontrarás varios "lugarcitos" y talleres artesanales, donde la cata de más de 30 mezcales diferentes será necesaria; al final puede que este recorrido te deje un poco mareado, pero bien vale la pena.

 

 

Como dice el dicho: "para todo mal, mezcal; y para todo bien, también", no hay que temer a enfrentar sus 36 a 55 grados de alcohol, siempre y cuando goces de buena compañía. Y si por esos menesteres de beber andas, explora el sentimiento mexicano y, con guitarra en mano, entona la "Canción Mixteca".

 

 

Para beber mezcal, no hace falta una ocasión especial, y para pegarle al trago solo hay que mirar estas recomendaciones que te damos, por si visitas el DF.

 

 

La Clandestina

Avenida Álvaro Obregón #298, esquina con Sonora, colonia Condesa (A un lado de Sala Chopin y a unos metros del Tokio Pop).

 

 

Corazón de Maguey

Plaza Jardín Centenario 9-A, Coyoacán.

 

 

La Botica

Calle Alfonso Reyes #120, colonia Condesa. (Entre Amatlán y Puerto Real).

 

 

La Nacional

Calle Orizaba #161, Colonia Roma Sur. (Esquina con Querétaro)

 

 

Guadalupe-Reyes

Calle Durango #205, Col Roma.

 

 

 

Disfruta de estos lugares y sus alrededores, y goza del pre-copeo o de una fiesta salvaje, pero procura mantener la cordura por difícil que parezca, pues estamos seguros que el sabor del Mezcal, te atrapará.

 

 

Y si se trata de casas productoras de mezcal, existen varias y muy prestigiosas, la mayoría de ellas elaboran sus productos con procesos artesanales. Puedes empezar buscando la marca Mano Negra.