Motos: La colección privada de Chicara Nagata

Motos: La colección privada de Chicara Nagata

¿Es una moto o una obra de arte? En realidad, es ambas. Estas piezas representan la comunión entre estética y tecnología

Por: Jimena Morelos | Fecha: 27/11/12

 

El genio detrás de estas originales creaciones no es cualquier aficionado: se enamoró de las motocicletas a los 15 años, cuando soñaba en personalizarlas, y hoy, a sus 50 años, ha rebasado todos los límites de sus fantasías. El japonés Chicara Nagata puede presumir que cada una de sus motos cuenta con más de 500 piezas hechas a mano. De hecho, todos los componentes que no son elaborados manualmente se obtienen de firmas clásicas, como la estadounidense Harley-Davidson, la británica Triumph y la japonesa Honda.

 

Cada pieza es realizada a partir de metales como acero, aluminio, cromo y cobre, e incluso la suspensión y los controles son hechos a la medida por el artista. El resultado es un conjunto de motocicletas espectaculares conocidas como Chicara Art; por suerte, tres de sus modelos (el I, III y IV) están actualmente en exhibición en Ginebra, Suiza.

 

Estas motos son más que un "simple" vehículo para Chicara Nagata: representan su gratitud con la gente que donó sangre cuando sufrió un grave accidente de motocicleta, en su adolescencia. Resulta irónico, ahora, que dedique su vida a perfeccionar y estilizar aquellas máquinas que lo dejaron al borde de la muerte.

 

Para confeccionar cada obra de arte, Nagata inicia con el motor (y una imagen en su cabeza). Por ejemplo, la Chicara Art i (que puedes ver en la página anterior) fue construida a partir de un motor Harley-Davidson de 1200cc, de 1939,  y la apariencia de una moto de carreras de los años cincuenta. Pesa 250 kilogramos y tiene un precio aproximado de 410,000 dólares. La Chicara Art iii, en cambio, nació a partir de un motor Meguro de 550cc, de 1950, y tomó unas seis mil horas de trabajo. Por último, la Chicara Art IV tiene un motor Honda de 1966, requirió de más de tres mil 500 horas de labor y tiene un precio de 84,000 dólares. Desde luego, todas funcionan a la perfección, y aunque podrías conducirlas por la ciudad, quizá no desearás más que exhibirlas en tu sala.

 

Es la primera vez que estas máquinas se exhiben fuera de Japón. Las piezas estarán en la Galería M.A.D. de la casa relojera MB&F hasta febrero de 2013. Nagata, por su parte, está en proceso de crear la Chicara Nagata V. No podemos esperar para verla con nuestros propios ojos.

 

Más información: chicara.com