TV: Go on, adiós, Chandler

TV: Go on, adiós, Chandler

Matthew Perry hace otro intento por retomar el éxito de su carrera con una comedia. Y va por buen camino.

Por: Josué Corro | Fecha: 14/11/12

 

Al final, lo que quedan son las memorias, los recuerdos y las enseñanzas. Al final, la muerte simplemente es una etapa más de la vida, una muy dolorosa, pero que sólo nos impulsa a seguir adelante. O por lo menos, esto es lo que quieren hacerle creer a Ryan King, un famoso locutor de deportes que acaba de perder al amor de su vida en un accidente.

 

Después de una crisis, su mejor amigo y productor lo manda a casa para encontrar paz interior; sin embargo, lo único que halla dentro de esas cuatro paredes es dolor y nostalgia, por lo que decide regresar al programa de radio donde tiene un encuentro bastante, digamos, peculiar con Terrell Owens (sí, el jugador de futbol americano) que lo obliga a buscar terapia de grupo.

 

El protagonista de la nueva serie Go On es Matthew Perry, que se hunde en actividades mediocres para recordar el pasado. Esta característica del personaje es una analogía indirecta a la vida de este actor, quien llegó a ganar hasta un millón de dólares por episodio cuando actuaba en Friends, pero que nunca pudo levantar su carrera cuando la serie llegó a su fin. Perry deambuló entre sets de cine y logró un papel en otro show sobre medios de comunicación (Studio 60 on the Sunset Strip), aunque sin dividendos.

 

Lo interesante es que Perry, al igual que su Ryan King, parece salir de un luto emocional y levantar cabeza. Sin duda, es lo mejor de este programa de televisión y por momentos, el famoso Chandler demuestra por qué fue considerado uno de los mejores actores de comedia en su momento: es impulsivo con sus diálogos, modula efectivamente su voz y, sobre todo, por el tipo de premisa del programa, es empático para balancear el humor negro con el tema de la muerte.

 

Porque justo eso es Go On, una serie que al igual que The Big C trata de lidiar con un tema delicado, con situaciones fuera de contexto y un guión inteligente. La piedra angular son los personajes secundarios que complementan y dividen la vida de King: en su trabajo está Steven (quien lo mandó a terapia) y su asistente Carrie (la hermosa Allison Miller); y por otro están los extraños personajes que asisten a su terapia grupal y que, como se puede suponer, cada uno tiene una cualidad única que ayuda a encontrarle ritmo a esta comedia.

 

Go On es una de las sorpresas de fin de año y un retorno triunfal de un actor que toma un segundo aire. Aunque Matthew Perry siempre será Chandler Bing, es momento de olvidar a este personaje y celebrar su funeral.

 

 

 

 


¿Y DÓNDE ESTÁN SUS AMIGOS?

 

Luego del gran éxito de Friends, sus protagonistas han tenido pocos aciertos y muchos errores.

 

Jennifer Aniston

Lo bueno: Ha sido un atractivo visual de las comedias románticas en los últimos años.

Lo malo: No importa lo que haga (incluso si gana un Oscar), siempre la recordaremos como la ?ex de Brad Pitt?.

 

Lisa Kudrow

Lo bueno: Ha participado en cintas indies decorosas y ha elegido bien sus proyectos de tv (The Comeback y Web Therapy).

Lo malo: Prestar su voz para la olvidable serie de animación Father of the Pride.

 

Courteney Cox

Lo bueno: Su exitosa serie Cougar Town, donde podemos apreciar a la aún guapa y afilada Cox.

Lo malo: La fallida serie Dirt, donde demostró que, aunque lo intente, el drama no es lo suyo.

 

David Schwimmer

Lo bueno: Prestó su voz para Madagascar y lo hizo bastante bien.

Lo malo: Prefiere dirigir cintas/series que protagonizarlas. Aunque debemos aceptar que su último filme como director, Trust, es muy decente.

 

Matt LeBlanc

Lo bueno: Aceptar el protagónico de Episodes, una comedia sobre una versión exagerada de sí mismo.

Lo malo: La serie Joey. Sí, basada en su personaje en Friends. Simplemente triste.