Acudir demasiado al gimnasio podría afectar negativamente a tu vida sexual

 
 

Tú eliges: o una cosa u la otra. Lo afirma la Universidad de Carolina del Norte.

Por: Christian Rodríguez @ChristianRoguez

 

Esto podría parecer un círculo vicioso, pero es más cierto de lo que queremos creer. Si acudías al gimnasio para lucir en forma y poder mejorar tu vida sexual, tenemos malas noticias: un estudio de la Universidad de Carolina del Norte relaciona los ejercicios de alta intensidad con la falta de apetito sexual en varones.

(¿Otra vez al gimnasio...?)

Es decir, que tras dejarte la piel en la sala de musculación, no querrás ni mirarla a la cara, o eso parece. Según expertos, el cansancio tras ejercitarte de forma exagerada disminuye la libido, hecho que no se puede demostrar al 100% pero que tiene sentido. Aunque este hecho tendría quizás más que ver con la obsesión vigoréxica que muchos hombres fomentan sin apenas darse cuenta, que los acaba alejando de cualquier otra actividad diaria, incluida el sexo.

NOTA RELACIONADA: FitSex, deporte y sexo (casi juntos) es la nueva moda en internet

(¿Qué sentido tiene esto entonces?)

Esta investigación surge tras analizar a 1,077 varones y cruzar sus respuestas de hábitos fitness y sexuales, los cuales denotaban un nivel de testosterona notablemente inferior tras sudar la gota gorda. ¿Es tu caso?

Crédito de foto: cortesía.

 

Comenta esta nota