5 consejos de profesionales para escalar una montaña

 
 

Te contamos nuestra experiencia personal subiendo a la imponente cima del Iztaccihuatl en el Estado de México.

Por: Christian Rodríguez @ChristianRoguez

 

Tenemos la suerte de poseer un país que mantiene los picos más altos y excitantes de Latinoamérica, y es que sí, México es el lugar perfecto para iniciarte en el deporte del montañismo o escalada. Pero antes de lanzarte a la aventura, ten en cuenta estos sencillos y útiles consejos que North Face nos compartió en una escalada al Iztaccihuatl de 5,230 metros (Estado de México). 

1- La escalada es un trabajo en equipo, nunca te avientes una jornada de estas características solo por tu propia seguridad. Y una vez en la montaña, nunca dejes rastro y sigue las normas éticas que profesionales han construido durante años: dejar subir primero a los transeúntes y procurar descansar en los paradores o portones oficiales es algo que debes respetar para no interferir en el tránsito. Un buen consejo es aclimatarse a la zona desde el día de antes y acampar a los pies de la montaña, así te harás fácilmente al frío y a la altura. 

2- Antes de subir, infórmate de la montaña y sus características ya que todas son distintas. Aprender sobre la personalidad del terreno y, por supuesto, llevar todo el equipamiento necesario será la clave para que no se interponga ningún contratiempo. El equipo básico consta de: ropa térmica especial y ligera, casco con linterna, piolet, polaina, crampones, pantalón adecuado para el agua y un potente bloqueador solar. 

NOTA RELACIONADA: Si eres fanático de los deportes extremos, esto es para ti

3- Piensa que la meta es personal, por lo que la cima no ha de ser tu objetivo necesariamente, cada uno llega hasta donde puede y agotar tus energías para alcanzar el punto más alto es un gran error, porque ¿cómo bajarías más tarde? Reserva tu energía para la bajada, es más agotadora que la subida. 

NOTA RELACIONADA: Las mejores canciones para entrenar, según Spotify

4- Una vez te encuentres en la aventura, procura no platicar demasiado si no quieres que el oxígeno empiece a faltarte. Asimismo, mantén la temperatura de tu cuerpo equilibrada perfectamente: no sudes, antes de que suceda quítate las capas necesarias y no tengas sed, es señal de que tu cuerpo se empieza a deshidratar. 

5- Por último, piensa que todo es un reto psicológico y que tu estado físico no es un limitante que te impida cumplir tu meta: los cuerpos más fitness pueden quedarse en el camino y las constituciones corporales más mortales pueden saber manejar sus fuerzas para conquistar la cima. Por supuesto, el hecho de fumar es un factor decisivo, ya que la buena respiración y la capacidad pulmonar serán tus salvavidas. La escalada te pondrá a prueba y sólo tú podrás manejar tus miedos y límites.

Crédito de foto: Isabel Martínez / cortesía

 

Comenta esta nota