Los 7 mejores giros de guión de la historia de las series

 
 

Y es que nos dejaron con cara de bobos, no lo veíamos venir...

Por: Redacción Esquire @esquirelat

 

Seamos sinceros, es muy raro que un programa de televisión logre un giro inesperado en esta era de las redes sociales, donde hay filtraciones y spoilers sin parar. Por eso, cuando nos llega uno sin verlo venir, es algo maravilloso.

Desde Game of Thrones, pasando por Doctor Who o South Park, acá los plot twists más sorprendentes en la historia de las series.

1. Ned pierde su cabeza– Game Of Thrones

La épica serie nos ha ofrecido más giros impresionantes que cualquier otra serie de televisión: desde la Boda Roja hasta la resurrección de Jon Snow. Pero, ¿quién
podía pensar, en 2011, que la serie ejecutaría espectacularmente a su mayor estrella? Desde entonces nos hemos acostumbrado a este tipo de crueldad, pero por aquel entonces, la desaparición de Ned fue completamente inesperada y un pedazo de ficción televisiva realmente asombrosa.

2. Tenemos que volver – Lost

Lost sufrió una gran cantidad de críticas por su controvertido final, pero cuando la trama iba a toda velocidad, la serie más grande de la primera década de siglo XXI era una verdadera maravilla televisiva. Uno de sus mejores momentos llegó al final de la tercera temporada: suponíamos que las escenas con un Jack barbudo (Matthew Fox) eran flashbacks, como a menudo sucedía en la serie, pero de hecho, no eran nada por el estilo...El giro final reveló que, en cambio, nos estaban ofreciendo la primera visión de la vida de Jack tras la isla, alterando dramáticamente el camino de la serie...

3. ¿Adiós a Ten? – Doctor Who

En verano de 2008, parecía que Doctor Who había realizado su mejor truco, involucrando a la estrella de la serie, David Tennant, sin siquiera una pizca de
publicidad previa. Tras ser derribado por los Daleks unos momentos después de reunirse con su amada Rose (Billie Piper), el Doctor se las arregla para regresar a la TARDIS. ¿Y qué sucede entonces? Pues una regeneración explosiva... No importa que dicha resolución, en la que se usaba una mano cortada en un frasco y algo así como "energía de regeneración residual", fuera un poco complicada de entender. Fue sencillamente brillante.

4. Brody es un terrorista – Homeland

Es fácil olvidarlo, pero en 2011, la verdadera lealtad del soldado Damian Lewis, Nicholas Brody, estaba muy en el aire, y fue esa ambigüedad la que nos mantuvo
enganchados a los primeros episodios de Homeland. ¿Era Carrie la única que lo veía claro? La serie jugó con nosotros y nos mantuvo en vilo hasta que por fin supimos en efecto que era un terrorista. Fue un giro magníficamente orquestado, y valió la pena esperar.

5. Teri Bauer muerde el polvo – 24

Todo el mundo recuerda el momento que nos dejó en shock cuando Nina (Sarah Clarke) fue desenmascarada como un topo en la primera temporada de 24, pero si realmente lo evalúas, ese giro en particular es bastante intrincado y no tiene mucho sentido.Muy superior fue el asesinato a sangre fría de la esposa de Jack Bauer, Teri (Leslie Hope) a manos de Nina al final de la temporada. No fue un mero truco, su pérdida le dio forma al personaje de Jack durante las ocho temporadas siguientes.

6. Vic Mackey mata a Terry Crowley – The Shield

Esta infravalorada serie policial se abrió con lo que parecía una escena familiar del género. Hay un policía corrupto (Michael Chiklis) al que solo le interesan sus propios fines, y que no sabe que los federales han metido un operativo encubierto (Reed Diamond) en su equipo. Así que imagina la sorpresa del público cuando el capítulo piloto terminó con Terry, el personaje interpretado por Diamond, siendo asesinado a tiros por Mackey (Chiklis). Aquí no existía ningún juego de clichés del tipo gato y ratón, aquí el sucio protagonista Vic Mackey lideraba la serie desafiando las convenciones y contando historias verdaderamente impredecibles durante siete años.

7. Scott Tenorman se come a sus padres – South Park

Posiblemente en el episodio más grande de todos los tiempos de South Park,
Cartman es humillado una y otra vez por Scott Tenorman. Lo que no sabe el abusón es que ha escogido al estudiante de cuarto curso equivocado. En las escenas finales, todo apunta a que Scott se ha vuelto a salir con la suya con  Cartman. Hasta que se revela que Cartman había tramado un intrincado plan de venganza donde los padres de Scott eran asesinados,  descuartizados y sirviendo de comida para su hijo, que inconsciente de todo ello, se los comía en un guiso de chili con carne.  

 

Comenta esta nota