James Cameron, hazte un favor y cállate la boca

 
 

El director y productor no deja de criticar a Wonder Woman.

Por: Retomada de Esquire España @Esquirelat

 

James Cameron está trabajando en la actualidad en un reinicio de Terminator protagonizado por Linda Hamilton, historia que ignorará la trama de Terminator Génesis y presumiblemente la muerte de Sarah Connor, lo que supone una innegablemente gran noticia para la franquicia. Menos impresionante es Cameron en sí mismo, que además de estar trabajando en Terminator está filmando cuatro secuelas de Avatar (para esto tenemos que prepararnos especialmente), por lo que no para de ofrecer entrevistas de nuevo. La última vez que Cameron hizo declaraciones las palabras que salieron de su boca fueron tan graves que hasta Patty Jenkins le llamó a capítulo. Cameron dijo que Wonder Woman era una película "equivocada" y que el personaje en sí era un "ícono objetificado", comparándola así a Sarah Connor, su propia protagonista femenina. Y, como parece que Cameron no aprende de sus errores, ha vuelto a repetir sus desconsiderados comentarios en una nueva entrevista con Hollywood Reporter.

(¿De verdad cree que alguien quería oír eso?)

“Mantengo lo que dije. Quiero decir, ella fue Miss Israel, y llevaba puesto una especie de vestido con corsé que realzaba su figura. Es una mujer totalmente hermosa. Para mí, eso no es nada innovador", dijo sobre Gad Gadot, una vez más usando la cuestión de la representación femenina como un vehículo para evaluar los atributos físicos de las mujeres.
Por si fuera poco (que no lo es), argumentó que Sarah Connor era un personaje “innovador” porque la sexualidad, ese molesto rasgo femenino, no influyó en su carácter.
“Linda estaba genial. Simplemente no era tratada como un objeto sexual. No había nada sexual en su personaje. Todo iba sobre la angustia, iba de voluntad, iba de determinación. Estaba loca, era complicada... No estaba allí para que gustara o dejara embobado a nadie, pero era la protagonista y el público la amó al final de la película”, dijo.

(Mejor que se dedique a lo suyo, dirigir)

Cameron añadió que aplaudió la "buena película" de Jenkins, y dijo que de Wonder Woman “me gusta el hecho de que, sexualmente, ella tenía ventaja sobre el personaje masculino, algo que me pareció que era divertido". Qué cortés. Estamos seguros de que a las miles de mujeres a las que sinceramente les gustó la película de Jenkins y lo que podría representar -y a las que en gran medida deben agradecerles por su increíble éxito- han revisado sus emociones y las han ajustado en consecuencia.
Así que como siempre, Cameron sigue adelante desde su puesto de privilegio de poderoso autor masculino argumentando sobre cómo las mujeres deben sentirse empoderadas por las películas, ya que su opinión es de alguna manera más válida que la de las propias mujeres sobre cómo ellas deben sentirse fortalecidas por las películas. Y cómo para él, los trajes, la belleza y la dureza relativa marcan toda la diferencia.
He aquí una idea: Cameron debería callarse y dejar que Linda Hamilton se encargue de todas las relaciones públicas del film que supondrá el reinicio de Terminator, antes de que arruine todo con sus palabras.

Crédito de foto: Cortesía

 

Comenta esta nota