Ya hemos visto la nueva ‘IT’ y te decimos si es para tanto

Publicado el día 11 de Septiembre del 2017, Por Christian Rodríguez

El payaso más célebre del cine de horror ha regresado, y parece que va a batir récords. ¿Merece la pena verla?

Ha roto récords en su primer fin de semana de estreno en EE.UU. y Cánada, y es que la taquilla del remake de ‘IT’ se consolida como el filme de horror más sonado del año. Entre sus logros ostenta ser el estreno más taquillero del mes de septiembre, el mejor debut para un filme de terror desde 2011 y la recaudación más notoria para una película de Stephen King en un fin de semana.

NOTA RELACIONADA: La verdadera historia que inspiró a 'ESO', el payaso asesino

Pero, ¿es esta magia producto del hype promocional o realmente estamos ante un largometraje que puede ser un parteaguas en el cine del género? Nosotros ya la hemos visto, y esto lo que pasó por nuestra cabeza.

A lo largo de las 2 horas y 17 minutos que se extiende la nueva versión, somos testigos de cómo la nostalgia se convierte en el principal factor embriagador que te hará ser poco objetivo al salir de la sala.

Y es que todo parece un homenaje de tiempos pasados (no sabemos si mejores), pero si añorados. La cultura popular está presente en ‘IT’ y eso juega una gran baza a su favor, aunque las referencias al mainstream actual son notorias de igual forma, ¿la principal? El guion bien podría ser un capítulo desarrollado de la ficción ‘Stranger Things' (con Finn Wolfhard incluido). Y esto nos provoca en ocasiones sentimientos encontrados. Pero el sabor de boca se convierte finalmente en un sentimiento dulce gracias a Sophia Lillis, la fémina del grupo cuya interpretación se roba claramente el protagonismo del resto de infantes y que nos asegura verla pronto en una película del mismo género.
Asimismo, la tensión y clímax resultan sublimes, pero esta felicidad se hace esperar más de la cuenta e incluso flojea en las escenas claves en las que el payaso Pennywise hace acto de presencia y que de forma sorpresiva nos hace extrañar al antiguo bufón que conocimos en 1990 cuyo maquillaje y aura nos aterrorizaron de sobremanera.

El hecho de que tu rigidez en la butaca alcance su máxima expresión justo en las escenas en las que no aparece el payaso ratifica cómo el terror psicológico y subliminal sigue siendo el peor de nuestros temores.
Asimismo, los sustos son de la vieja escuela, un terror naif que en ocasiones llega a sentirse obsoleto en una cinta estrenada hoy en día, pero que una vez que consigue integrarnos en la dinámica melancólica llega a funcionar a la perfección.

NOTA RELACIONADA: Así lucen ahora los niños que aparecieron en la versión original del filme 'ESO'

Pero sin duda la clave del éxito que ha alzado a esta renovada ‘IT’ a cinta de culto es el afecto pavoroso que deja al descubierto de una forma descarada la maldad proveniente de los adultos, algo que resalta de mayor forma gracias a la inocencia del casting protagonista, unos niños que luchan contra el demonio más escalofriante que jamás conocerán, la adultez y la pérdida de la inocencia.

Crédito de foto: cortesía.