La maldición de los ‘chicos Disney’: drogas, escándalos y suicidios

 
 

Es el sueño de muchos pequeños, pero el precio a pagar por esta fama es demasiado elevado. Sus historias no son precisamente un cuento de hadas.

Por: Christian Rodríguez @ChristianRoguez

Quién no ha soñado con traspasar la pantalla y ser parte del equipo que alegraba nuestras mañanas en el famoso ‘Club Disney’. El sueño americano en su máximo exponente y fabricado para los más ingenuos de la casa, los niños… pareciera que el chiste se cuenta solo.
La factoría de fantasía lleva vigente desde la década de los 50 en la pequeña pantalla, y por sus diversos programas han pasado decenas de estrellas, las cuales han parecido ser tocadas por la desgracia.
El caso más extremo fue el del joven Matthew Garber, Michael Banks en ‘Mary Poppins’, que empezaba a despegar en la industria tras su aparición en el clásico, pero que a la edad de 21 años falleció a causa de una hepatitis en la India. Aunque muy distinta y más voluntarias serían el resto de historias, las cuales afectaron psicológicamente a sus protagonistas.

(Todos recordamos a Matthew Garber, de Mary Poppins, quien falleció a los 21)

Bobby Driscoll, el pequeño que puso voz y cuerpo a Peter Pan en los 50 o apareció en el filme ‘La Isla del Tesoro’ nunca superó que los productores lo ignoran una vez que su físico maduró, por lo que cayó en una fatídica depresión que lo llevó a atracos, prisión y una muerte prematura en un descampado de Nueva York, su cuerpo fue enterrado sin que nadie lo reclamase.
Estos sucesos vienen a demostrar que el ocaso de dichas estrellas no es algo nuevo, aunque dicha maldición ha calado hasta nuestros días.

NOTA RELACIONADA: ¿Por qué ha desaparecido (radicalmente) Megan Fox?

Famoso fue el Club Disney de la década de los 90 que catapultó a celebridades como Christina Aguilera, Britney Spears, Justin Timberlake o Ryan Gosling -estos dos últimos parecen ser los únicos en haberse librado de dicha profecía-.
Y de esa misma panda de infantes surgió Marque ‘Tate’ Lynche, el cual cayó en el olvido a diferencia de sus compañeros: acabó como participante en una edición de ‘American Idol’ y formó parte del elenco de ‘El Rey León’ en Broadway, pero su adicción al alcohol desembocó en una muerte a finales de 2015 a los 31años.

(Marque "Tate" Lynche murió a causa del alcohol en 2015 y formó parte del famoso equipo de Justin, Ryan o Britney)

Como casi una premonición fue el caso de Britney Spears, quizás la cantante más famosa de dicho formato televisivo infantil, que tras unos años en el ojo público resultó padecer un trastorno psicológico que la llevó a su conocido rapado de cabeza en 2007 y a pasearse por los más caros centros de rehabilitación de EE. UU. De esos oscuros días, en la actualidad, aún permanece una custodia personal que la mantiene casi atada a una silla.

NOTA RELACIONADA: 20 famosos que han estado al borde de la muerte

Aunque quien no para quita en una silla ni ha parecido mejorar fue la actriz Lindsay Lohan (‘Lío de gemelas’ o ‘Mean Girls’) que a día de hoy no ha conseguido remontar una carrera interpretativa que se estancó al alcanzar la madurez y la libertad financiera. El claro caso de que crecer entre focos es de todo menos saludable.

(El ejemplo más popular es el de Britney, quien colapsó en 2007 a causa de su fama)

Mientras que algunos han sido víctimas y otros malos administradores de su fortuna, recordar a Lee Thomson Young es ir más allá. El famoso intérprete de la serie ‘The Famous Jett Jackson’ que concluyó en 2001 se suicidaba dos años más tarde de un disparo en la cabeza.
Ante estos casos, más leve fueron las historias de anorexia de Hillary Duff o de posesión de drogas de su compañera en ‘Lizzie McGuire’, Lalaine, quien fue arrestada en 2007... definitivamente un mal año para las estrellas juveniles.

NOTA RELACIONADA: ¿Genios o locos? 9 famosos que han padecido trastornos mentales

 

Comenta esta nota