Entrevista: la fuerza acompaña a Diego Luna en "Rogue One"

 
 

El actor mexicano habla en exclusiva con nosotros sobre Trump, su personaje en la cinta y la parafernalia intergaláctica.

Por: Mario Székely @esquirelat

 

En el universo de Star Wars, la puesta del sol es sinónimo de umbral hacia lo desconocido, donde las posibilidades de ser héroe son infinitas. Pero también hay estrellas de la muerte, aquellas donde las promesas se calcinan y la democracia cae con la irrupción del fascismo. De esa arma letal es la que trata Rogue One: Una historia de Star Wars (2016), donde el mexicano Diego Luna tiene la misión de ser el brazo derecho de la Alianza Rebelde, al lado de Felicity Jones y poder realizar un ataque al Imperio Galáctico.

Rogue One sucede días antes que los eventos que conocemos de la original Star Wars: Una Nueva Esperanza (1977), y aunque aún no aparece la princesa Leia ni Luke Skywalker, sí escuchamos la respiración de Darth Vader.

Cassian Andor (Diego Luna), es uno de estos renegados que no pueden quedarse con los brazos cruzados y se enlista en una búsqueda de los planos secretos que podrán no solamente derribar a la Estrella de la Muerte, sino probar de una vez por todas que los ideales de libertad no son un cuento de hadas.

Diego Luna, se revela como un artista maduro listo para ser parte de un legado, que ha hecho que más de una generación se emocione ante el vaticinio de una buena historia, la cual debe iniciar siempre con un: “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

George Lucas se rehusaba a formar parte de las filas de Hollywood y creó su propio universo de personajes con Star Wars, usando metáforas sobre el Estados Unidos post-Vietnam, incluso criticando la presencia en el mundo del imperio norteamericano. Ahora en el 2016 tenemos a Trump avecinándose al poder. ¿Te identificas con éste sentir de Lucas?

Definitivamente. No hay mejor herramienta para hablar de una realidad que establecer una realidad paralela. Al introducir tu historia con la frase: “Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…” es como para decirte “cualquier semejanza con tu realidad es pura coincidencia” y así tienes una herramienta para hacer comentarios precisos y pertinentes de tu momento y realidad. Creo que Rogue One es una respuesta al mundo en el que vivimos. Si bien la película sucede un poquito antes de que ocurra Star Wars, es una respuesta al mundo en el que vivimos. Habla de una realidad diversa, cultural y racial, como también de un momento histórico donde si queremos que un cambio suceda es porque la gente se involucra. Hay una frase que me encanta de la película que dice:“Gente ordinaria, haciendo extraordinarias cosas”.  Ojalá esto sirva como una influencia para una nueva generación que tiene que tomar control de una realidad que se está saliendo de control. No podría haber distintas sean las personas involucradas en hacer el proyecto, será mejor el resultado.  

¿Cómo te dan el papel de Cassian Andor?

Desde el inicio todo estuvo rodeado con misterio. A mí me invitan a reunirme en el restaurante de un hotel con Gareth Edwards, porque mi agente me informa que está él por dirigir una nueva película de Star Wars. Cuando estoy frente a Gareth, pensaba yo todo el tiempo que era sólo para conocerme. No tenía ninguna expectactiva. Luego, me doy cuenta que me está contando sobre este personaje, Cassian Andor y terminó la junta diciendo que él quería que yo interpretara el papel. Yo me puse blanco del susto y el director me dijo que tenía que ser paciente, porque pasarían meses de pruebas y filtros con los productores de Rogue One. Entre lo que tuve que hacer fue mandar una prueba de cámara, grabando una escena en un bosque que unos amigos me ayudaron a armar leyendo unos diálogos que Gareth me mandó, para que los productores me vieran en acción. En mis manos tenía una pistola de plástico. Todo culminó una madrugada que estaba filmando en Budapest, cuando me despertó una llamada de Gareth diciéndome: “bienvenido al mundo de Star Wars”. Yo no podía dejar de saltar, reír y llorar. Un conjunto de emociones impresionantes.

Cassian Andor debe trabajar con la nueva recluta de la recién formada Alianza Rebelde, Jyn Erso (Felicity Jones), además de un escuadrón bautizado como Rogue One, con personajes de  distintas razas y credos de vida.

Los Rebeldes han entendido que para darle frente al Imperio, se trata de trabajar juntos, de olvidarse de las diferencias y buscar las coincidencias. Éste es un equipo que parece que no va a poder trabajar junto, y un poco la labor de mi personaje es asegurarse de que este equipo logre su meta, que no se deshaga en el proceso.

¿Tú ayudas a ensamblar el equipo?

Es más complicado que un reclutamiento. Yo creo que en el fondo es la misma fuerza que está trabajando, sin que lo sepamos nosotros. El equipo se va armando en el camino y las circunstancias lo van definiendo y cada personaje está ahí por razonesdistintas.

¿La actitud de Cassian Andor es a la Han Solo, por ser desenfadado?

No, no, no (ríe). Han Solo sólo hay uno. No te puedo decir mucho… pero mi personaje es un tipo que sí tiene una herida profunda. Y es un tipo que trabaja en inteligencia, está rodeado de espías y asesinos. Hay un mundo oscuro que también está a su alrededor.

Encuentra la entrevista completa en nuestra edición impresa de dicimebre/enero.

 

Crédito de fotos: cortesía

 

Comenta esta nota