Amigos, llegó el momento de que hablemos del Viagra y todo lo que necesitas saber sobre esta pastilla

 
 

27 millones de consumidores no lo necesitan realmente, ¿estás en la estadística?

Por: Redacción @Esquirelat

 

El concepto de la famosa pastillita azul ha cambiado con el tiempo. Muchos aún piensan que esta medicación la utilizan sólo hombres mayores con dificultad para conseguir una erección, pero nada más lejos de la realidad.

Ahora existen muchos nombres para este medicamento mágico que tiene tantas versiones como admiradores (casi), edades y motivos muy diferentes a su función y público de origen.

El original, Viagra, es de la casa Pfizer, es el que se lleva aún la mitad de las ventas en el mercado. El resto del porcentaje se divide entre Cialis y Levitra.

 

Este fármaco está pensado para ayudar a hombres que, llegados a una edad madura, necesitan una ayuda extra para mantener sus erecciones y conseguir una penetración efectiva y duradera.

Dentro de que no deja de ser una medicina de prescripción médica, con sus efectos secundarios y recomendaciones en la ingesta, la pastilla azul está siendo usada tan mal que de los 27 millones que la consumen, casi la mitad no la necesita. Entonces, ¿qué está pasando?

UNA DE LAS "DROGAS" DEL SIGLO XXI

Lo que ocurre son los malos hábitos nocturnos y la desinformación que hay respecto a este medicamento. En campus universitarios y fiestas, el Viagra pasa a ser otra más de las "diversiones" de turno.

Esto nace porque el consumo de alcohol, tabaco y drogas hacen estragos en las relaciones sexuales. El individuo, tomando Viagra, se "asegura" de tener una erección si va a tener tema durante la noche. Tomar esta pastilla se interpreta como una falsa seguridad para no fallar en el terreno sexual. Es decir, nos encontramos con hombres jóvenes, en la plenitud de la vida y sin ningún problema de erección que por 11 euros salen de fiesta con el caramelito en el bolsillo por lo que pueda pasar. Sin tener en cuenta los riesgos: mareos, palpitaciones, taquicardias, indigestión, congestión nasal y efectos sobre la visión. Ah, y erecciones prolongadas y dolorosas (aunque esto es menos frecuente).

MARATONES SEXUALES Y OTROS MITOS

Este nuevo nicho de mercado ahora crea aleaciones de otras drogas de diseño junto a este medicamento. Hablamos de Viagra mezclado con speed, con cocaína y lo que se considera un coctel letal: con popper.

El perfil del nuevo consumidor de Viagra es un hombre joven y vital que se asegura una erección duradera y más grande de lo habitual. Hay que tener en cuenta que ésta sube un 5% más de lo que lo haría en condiciones normales.

 

 

ELLAS SIEMPRE PREFIEREN LA CALIDAD ANTES DE LA CANTIDAD O EL TIEMPO

Es cierto que el individuo tiene que estar excitado de por sí, pero se exigen unos niveles mucho menores. Esto es negativo porque al estar "listo" antes, se salta los preliminares. Al hacerlo, la mujer no está lista ni suficiente excitada para una relación sexual maratoniana.

No es un mito, ellas prefieren siempre la calidad antes de la cantidad o la duración.Y nos perdemos un pequeño detalle: la penetración no tiene por qué ser lo más excitante del juego sexual. Lo prolegómenos son igual de importantes, la calidad, creatividad y el romanticismo son tan fundamentales o incluso más que el coito en sí. Es más, una mujer puede estar satisfecha con tocamientos, sexo oral u otras maneras muy diferentes. Pero los preliminares son sagrados.

 

 

EL VIAGRA ES "LA OTRA" DE LA RELACIÓN

Una mujer se siente partícipe y causa de la erección de su compañero, por lo que muchas pueden ver en este práctica inadecuada como un rival. Al tener ayuda extra, parece que el poder de seducción de la fémina pasa a un segundo plano. Ocurre en algunas relaciones que la mujer se siente obligada o sin ninguna participación en la elección de emplear eso en sus relaciones sexuales, llegando a dañar a las parejas e incluso romperlas por falta de entendimiento.

 

CÓMO FUNCIONA EXACTAMENTE

A los treinta minutos de tomarse la pastilla, y siempre que el hombre esté excitado, la erección es más intensa y potente que lo normal (en el caso de un hombre sano sin problemas de erección). En alguien que la necesite realmente, su erección será la habitual que antes de tener el problema.

El efecto dura de 4 a 8 horas, esto no significa que la erección dure ese tiempo. Después de la eyaculación, el pene volverá a su ser. Pero la capacidad de recuperación es más rápida pudiendo mantener más veces relaciones sexuales en ese período de tiempo.

El orgasmo también llega más tarde ganando minutos de penetración (pero no exageres, que los excesos no son buenos). También existe su versión en crema, que no pasa por todo el torrente sanguíneo y tampoco permite el sexo oral porque no debe ser ingerido, esto ya sería a gusto del consumidor.

Tomar más de la dosis recomendada no alteraría los efectos inmediatos ni aumentaría el tamaño del pene de manera momentánea pero sí los secundarios.

Tampoco se considera un medicamento que genere dependencia física, pero si estás acostumbrado a utilizarlo cuando no debes, tu seguridad dependerá de eso y podría empezar a dañar tu autoestima. Incluso podrías llegar a pensar que sin esa pastillita, no funcionas.

EL (PELIGROSO) MERCADO NEGRO

Como en todo, existe un hueco en Internet donde se circula con esta sustancia, que al ser cara viene alterada con otros componentes nocivos para la salud.

Se está poniendo de moda la que viene de la India, más potente e incluso llegando a ocasiones problemas muy graves. Tal y como coinciden muchos médicos, si quieres tener una relación sexual satisfactoria es fundamental evitar el estrés y estar relajado. También es importante no abusar del alcohol y el tabaco y respecto al tema de las drogas: sin ellas todo mucho mejor.

--Texto e Imagen.--

 

Comenta esta nota