¿Es bueno hacer ayuno intermitente? Beneficios y contras

 
 

Te contamos cómo afecta a tu dieta y desmentimos algunos mitos que creías hasta ahora.

Por: Retomada de Esquire España @EsquireES

 

Nuestros antepasados corrían la mala suerte de pasar horas e incluso días sin poder comer hasta que conseguían cazar un animal con el que saciarse hasta reventar.
Ellos ayunaban durante periodos largos y no tenían un refrigerador o supermercado a mano para comer cada tres horas, ¿esto beneficiaba o perjudicaba al cuerpo? Simplemente el organismo se adaptaba a las circunstancias, exactamente igual que ahora. Nuestro estilo de vida ha cambiado así como nuestra nutrición.
Estamos acostumbrados a comer cuando tenemos hambre porque la comida es accesible, y tenemos entendido que el cuerpo entra en modo supervivencia en pocas horas si no ingiere calorías, que empieza a comer proteína de su propio músculo y a descender nuestra tasa metabólica. Pero, ¿qué hay de verdad en esto?

¿CUÁNDO ENTRAMOS EN MODO SUPERVIVENCIA?
Según la ciencia, y en concreto dos estudios respecto a cuándo empieza a descender la tasa metabólica (Dr. Mansell y Dr. Zauner) resolvieron el enigma descubriendo que el metabolismo no es que bajase sino que aumentaba hasta un 3,6 % en las primeras 48 horas, esto tiene todo el sentido del mundo: el cuerpo se pone en estado de alerta para conseguir alimento, y cuando ya no puede más (60 horas) ahora sí, el metabolismo baja y entramos en modo de supervivencia.

(Sí, hemos dicho 'supervivencia')

AYUNAR PUEDE SER BUENO O MALO
Teniendo claro esto, nos quedamos con que los beneficios del ayuno pueden extraerse en esa fase donde el metabolismo aumenta y aún no estamos siendo caníbales con nuestro propio músculo.

Tal y como dice el nutricionista Víctor Reyes (@fitnessreal) en un artículo dedicado a este tema, nuestro cuerpo tira antes de nuestras reservas de glucosa así "no existirá degradación muscular severa al menos hasta 2 días de ayuno".

Por tanto, según Reyes, si respetas los periodos controlados (luego hablaremos de los tipos) estos son los beneficios del ayuno intermitente:

-Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades crónicas, presión sanguínea, triglicéridos.
-Mejora la sensibilidad a la insulina.
-Aumenta la producción de Hormona del Crecimiento Humano.
-Puede promover mayor oxidación de grasas.
-Puede mejorar la salud cerebral.
-Disminuye los marcadores de inflamación, tales como la -homocisteína, la proteína C reactiva o el ratio TC/HDL.
-Promueve la autofagia.
-Mejora la sensación de apetito.

(Parece que el cocinar recién despierto se va a acabar)

Pero también dice lo que puede ocurrirte si no respetas los periodos de tiempo y te pasas de la raya:
-Disminución de la leptina.
-Aumento de la ghrelina.
-Aumento de la sensibilidad a la insulina en células adiposas.
-Bajada de la tasa metabólica.
-Disminución de la testosterona.
-Aumento del cortisol.
-Disminución de la actividad de la glándula tiroides.
-Aumento de la eficacia en las mitocondrias.


TIPOS DE AYUNO, ¿CUÁL ELIGES?

Elegir el adecuado depende sólo de ti, de lo que entrenes, tus horarios, si comes de tupper, si tienes mucho o poco tiempo para comer. Hay muchos, pero seleccionamos estos cuatro:

LeanGains: ayunas cada día 16 horas y comes durante 8.
Eat Stop Eat: 2 días de ayuno completo (siempre alternos) durante la semana. No se compensan las calorías los días en los que sí se come.
Dieta del guerrero: ayuno de 20 horas y 4 horas para comer, es una única comida y el resto del día algo de fruta y verdura pero nada de proteína.

 (Cada tipo de ayuno es una dieta completamente disitinta, ¿por cuál te decantas?)

A voluntad: para los que no quieran seguir un protocolo muy estricto. Víctor Reyes lo recomienda para empezar a probar el ayuno y ver si puedes con ello, se trata de ayunar de vez en cuando. Por ejemplo, un domingo te levantas sin mucha hambre y alargas el ayuno lo máximo posible.

¿Lo probarías?

Crédito de foto: cortesía.

 

Comenta esta nota