El sencillo truco con el que sabrás en qué piensa la otra persona

Publicado el día 20 de Octubre del 2017, Por Redacción

Pista: no tiene nada que ver con la cara o los gestos.

Si creías que los ojos son el espejo del alma, te equivocabas. Para saber exactamente cómo es el interior de alguien o en qué está pensando, deberás de hacer un ejercicio más arduo que el de examinar los movimientos corporales de la otra persona.
Según Michael Kraus, investigador de la prestigiosa Universidad de Yale: “Si quieres saber qué siente la otra persona, cierra los ojos”. En su estudio publicado en la revista de la Asociación Estadounidense de Psicología, percibirás los sentimientos del allegado de forma errónea si te centras en aspectos como su mirada, sus manos e incluso su sudor a la hora de mentir. Lo más correcto es simplemente apartar la mirada y centrarte en su voz que tiene más información que cualquier otro aspecto (y más que el rostro). Según este, demasiadas personas saben esconder facialmente lo que están meditando, pero pocas pueden no reflejarlo en su habla.

(¿Desconfías por naturaleza? Esto te va a servir)

En pocas palabras: cuantos más aspectos examines, menos concisa será tu conclusión, ya que enmascarar dichos sentimientos con otros movimientos podría ser fácil para el emisor.  Asimismo, el interlocutor será expuesto a partir de su tono, cadencia, velocidad y volumen, algo que nada tiene que ver con factores visuales.

 

(Ahora te encaja todo...)

Más de 1,800 participantes avalan este estudio que nos agarra a todos por sorpresa, que fueron expuestos a varias pruebas con condiciones de luz distintas: se demostró que el ojo se equivoca mucho más que el oído en estas situaciones ya que los que solo escuchaban pudieron identificar con más precisión lo que realmente querían transmitir el otro bando de emisores. ¿Y ahora? ¿Vas a dejarte las gafas en casa cuando tengas una conversación importante?

Crédito de foto: Cortesía.