Qué ponerte (y qué no jamás) para una primera cita

 
 

Tu ropa habla más de ti que tus palabras en una primera impresión, no lo arruines. No digas que no te avisamos.

Por: Christian Rodríguez @ChristianRoguez

 

Todos sabemos que el cliché de ‘la belleza está en el interior’ es algo que raramente engancha en una primera cita. No estamos diciendo que tengas un interior poco agraciado, sino que para que éste salga a luz y ella se dé la oportunidad de conocerte más, tendrás que esforzarte por lucir bien en una primer encuentro. Y para ello lo que lleves puesto será crucial, aquí una pequeña guía para no perderte en tu armario.

1- No vayas en traje, no querrás que piense que su date es un intenso. Si por otra parte, el saco es la etiqueta del primer date, algo mal están haciendo.

2- Los zapatos, siempre la clave. ¿O crees que ella sólo se fija en los suyos? Por favor, intenta que estén presentables y que, a ser posible, tengan una historia detrás que contar. Este será un tema recurrente.

(Si te va a conocer, que sea en tu mejor versión)

3- Ante la duda y las prisas, una playera blanca y un jeans simple pueden sacarte de un apuro. Asimismo, a este outfit podrás adherirle algún detalle o complemento que marque la diferencia (por ejemplo un cinturón llamativo).

4- Nunca, repetimos, nunca, te atrevas con los shorts. No importa si hace un calor desértico, nadie querrá ver los pelos de tus piernas en una primera cita.

(No, lo sentimos)

5- Por último, entiende tu celular como una prenda más, y préstale la atención justa y necesaria si no quieres aburrirla. Puede que no puedas vestirlo, pero será el complemento que ella deteste más si te pasas de ‘ocupado’.

(Traje y celular, todo mal)

 

Crédito de foto: Relativity Media

 

Comenta esta nota