Para un hombre único, un sabor fuera de lo común

 
 

Este Día del Padre es el pretexto perfecto para regalarle un sabor y una experiencia que van más allá de lo convencional.

Por: Redacción @Esquirelat

 

Aunque no es una regla, la mayoría descubrimos el placer de la degustación del whisky de la mano de nuestro padre. Este camino de experimentación se compone de largas tardes de conversaciones memorables y momentos únicos que, de algún modo u otro, convierten este ritual en un vínculo para toda la vida. 

Nos gusta pensar que, quizá de una historia con experiencias similares surgió la inquietud del Maestro Destilador, Colin Scott, para desarrollar Chivas Regal Extra que es resultado de la mezcla de una selección especial de los destilados de malta y grano más raros y finos del inventario de la marca. 

Entre sus características más atractivas, destacamos su método de almacenamiento en barricas de Jerez. Con ello, este blended scotch afirma algunas de sus propiedades clave: color ámbar profundo y sensaciones ricas, suaves y especiadas al paladar.  

Por último, a diferencia de otros whiskys mezclados, su sabor final es largo, firme y equilibrado, con notas de canela y un toque de almendra dulce.

Ahora que lo conoces, te proponemos elevar el concepto del ‘regalo convencional de Día del padre’ a vivir una experiencia compartida que les recuerde los momentos que moldearon una  relación padre-hijo que es única y, además, les dé pie para disfrutar y discutir juntos un sabor que va más allá de lo tradicional. Con toda seguridad, se convertirá en otra de esas tardes inolvidables.

 

Crédito de fotos: Chivas Regal

 

Comenta esta nota