5 razones por las que Kanye West sería mejor presidente que Trump

 
 

Make America Cool Again!

Por: Pedro Salamanca @esquirelat

 

Lo sabemos, suena disparatado. Pero ojo, en algún momento de los últimos años, una estrella de un reality show (y a la vez magnate) anunció públicamente sus intenciones de ser presidente de los Estados Unidos y todos reímos. Después de un tiempo, lo que parecía un chiste se convirtió en una realidad.

La declaración que hizo Kanye West en diciembre de 2016 durante la premiación de los VMAs sobre su plan para convertirse en presidente de los Estados Unidos no podría ser una mera broma. Es por eso que hemos decidido analizar cuáles son sus cualidades como gobernante de la nación para estar preparados para lo que sea.  

2020, espérenlo.

1. MAKE AMERICA COOL AGAIN
Había una época (no muy lejana) en la que el presidente de Estados Unidos era un hombre en forma, usaba trajes a la medida y era amigo de Beyoncé y Jay Z. Todo esto se acabó cuando llegó Donald Trump con sus trajes holgados de los  que la corbata cuelga como bandera y sus ideas extrañas sobre el ejercicio. También hay que hacer mención honorífica a otros líderes mundiales tan carismáticos como Justin Trudeau o Emmanuel Macron. Kanye es el candidato ideal para volver a aquella época en la que el presidente irradia todo el estilo que viene de Estados Unidos.  

2. Estaríamos un paso más cercano a la paz mundial

Mientras Donald Trump bombardea refugios militares en Siria, Kanye West tira bombas con sus discos y singles. Muchos líderes políticos deciden recurrir a la violencia para resolver sus conflictos, Kanye escoge la producción musical progresiva y letras pegajosas para unir al mundo. Tenemos como ejemplo las líneas de la canción Power (Remix) en las que expresa su opinión en contra de la guerra de Irak: "Been a don, praying for the families lost in the storm / Bring our troops back from Iraq, keep our troops out of Iran" (He estado rezando por las familias perdidas en la tormenta/ Traigan de regreso a nuestras tropas de Irak, mantengan a nuestras tropas fuera de Iran).  

Kanye sabe que vivimos en un mundo injusto.

3. Kim Kardashian sería la primera dama.
¿Cuántas veces hemos visto las encuestas que demuestran que los jóvenes de hoy son apolíticos? El escenario del mundo sería uno completamente distinto si lográramos que las generaciones futuras se interesaran en la  política. La solución: Kim Kardashian. Con 100 millones de seguidores en Instagram, Kim lograría incluir no sólo a los jóvenes estadounidenses  sino al resto del mundo en la discusión actual. Además, debido a las raíces de Kim, probablemente Estados Unidos por fin reconocería uno de los primeros y más brutales genocidios del siglo pasado: el armenio.


4. Su ego insuperable

No cabe duda que los líderes de las naciones más poderosas tienen un ego del tamaño de su ejército. Trump encaja perfecto en este perfil de ególatra maniaco. Kanye le podría hacer competencia (pues él mismo se ha declarado como Dios en la tierra). Imagina a Kanye interrumpiendo a Vladimir Putin, ¿a poco no lo pondría en su lugar?

5. Adiós a las clases sociales
La enorme diferencia de clases en EE.UU. es uno de los problemas que varios candidatos se han propuesto erradicar. Proponiendo un incremento en impuestos y más trabas en el mercado, todas las iniciativas son desaprobadas por las clases dominantes. El rapero siempre se ha preocupado por el tema... Cómo olvidar cuando declaró abiertamente que al presidente George Bush "no le importaba la gente afroamericana". Su lucha por erradicar el racismo podría ser una clave de éxito en su campaña.

 

Comenta esta nota