Hipocondría digitial, ¿padeces de este trastorno?

Publicado el día 11 de Mayo del 2017, Por Redacción Esquire

¿Tienes el (mal) hábito de buscar tus enfermeades y/o síntomas en Google? Tranquilo, no estás solo.

Aqui va un banner...
Seguramente te ha pasado: amaneciste con un dolor -inexplicable- en el hombro y notas que tu aspecto es un poco más pálido de lo normal. Con el afán de conseguir información inmediata (o de ahorrarte un par de pesos), decides evitar la visita al médico y es por eso que buscas en Internet enfermedades relacionadas con tus síntomas. Tras una búsqueda "exhaustiva" (que seguramente realizaste en Yahoo Answers), te percatas que -¡felicidades!- tienes cáncer de páncreas.

Como siempre Internet, tu gran amigo.

Si te sentiste identificado con el caso anterior, probablemente padeces de un trastorno que es más común de lo que crees. Hablamos de la hipocondría digital o cibercondría, la cual a pesar de no aparecer en los manuales diagnósticos y médicos oficiales, sirve para designar al comportamiento en el que una persona cree -de manera infundada- que padece una o más enfermedades basándose en evidencias muy débiles, ambiguas o totalmente imaginarias que seguramente encontró en Google.

No resulta extraño toparse con gente capaz de pensar que tiene la enfermedad de Parkinson por
el simple hecho de haber derramado el agua de un vaso que sostiene en tres ocasiones. Y todo se lo debemos a Internet... Y es que no hay que olvidar que la web ofrece gran cantidad de información que en muchas ocasiones es errónea. Si a esta ecuación le agregamos situaciones de incertidumbre, el miedo colectivo y la sensación de sentirnos identificados con descripciones ambiguas, las posibilidades de entrar en pánico son evidentes.

Cáncer de gargante, cáncer de rodilla, cáncer de pelo...

¿Qué efectos negativos puede traer este comportamiento? Se puede llegar a vivir con una gran ansiedad y en algunos casos -más severos- la persona puede dudar entre el diagnóstico dado por un médico y las conclusiones extraídas del "autodiagnóstico".

Para no caer en este trastorno, se recomienda buscar indicadores que certifiquen la calidad de las páginas médicas de Internet (como el sello HONcode). Asimismo, es necesario tener claro que sin una formación adecuada en medicina no podemos llegar a conclusiones acerca de enfermedades que
podamos tener
.

Así que sereno moreno... Alármate cuando de verdad tengas que alarmarte y mejor opta por llevártela más leve.