7 cosas que solo los que odian el aguacate entenderán

 
 

"¡¿NO TE GUSTA EL AGUACATE?!"

Por: Antonio Montaño @amontano92

Hablemos del aguacate, este "fruto paradisíaco" que ha tenido un gran auge en los últimos años. Y es que al ser el alimento en tendencia, su presencia es cada vez mayor porque evidentemente la cosa va más allá de un simple guacamole: mascarillas, helados, smoothies, aceites... ¿Hasta qué punto vamos a llegar? Por si fuera poco, ahora es de lo más común encontrárselo en un sinfín de publicaciones en redes sociales.

La gente lo adora, lo idolatra. Pues, para la información de muchos, habemos personas que lo detesta. ¿Es tu caso? Esta nota pondrá en evidencia la gran exclusión social que muchos de nosotros hemos sentido al no formar parte de esta pseudo-secta veneradora del aguacate.

1. Estás cansado -agotado- de escuchar la pregunta "¡¿NO TE GUSTA EL AGUACATE?!".

La reacción natural de la gente al enterarse que no te gusta el aguacate: tratarte como un auténtico monstruo o alienígena. Se exaltan y no coinciben que no compartes su gusto por este fruto.

"¿De verdad no te gusta el aguacate?

2. Tras ser juzgado, surge en ellos su complejo de nutriólogo...

El sermón de que el aguacate es uno de los alimentos más nutritivos que hay lo has escuchado unas 400 veces. Sí, ya sabemos que contiene "grasas buenas" y que tiene un alto contenido de omega 3. Las cucarachas de granja también son sumamente nutritivas y no te veo comiéndolas, amigo.

3. En más de una ocasión te ha tocado ver un platillo perfectamente delicioso arruinado por aguacate.

Desde un básico sándwich hasta un rollo de sushi. Y no, no se le puede "quitar el aguacate" pues una vez que tiene contacto con el resto de la comida, queda marcado de por vida.

Primer mordida y ¡oh sorpresa! Tenía aguacate.

4. Hablemos de su textura.

No es tierna ni cremosa. Es simplemente desagradable, no se diga más.

5. Y de su sabor...

Muchos dicen que tiene un sabor similar a la nuez o avellana. No, y tampoco sabe a mantequilla. Su sabor es repulsivo.

6. Tus redes sociales están infestadas de avocados toasts.

Tal parece que no ya no existe otro tipo de desayuno y/o brunch. De la noche a la mañana, Instagram se llenó de este tipo de fotografías (ofensivas).

Por favor que alguien censure este tipo de posteos.

7. Te alegraste el enterarte que su costo iba a ser más elevado.

Algún precio extra debían de pagar estas personas por tener mal gusto. Porque al final del día, la justicia siempre llega.

 

*Esta nota -claramente- fue redactada por una persona que detesta el aguacate. No pretende ofender ni afectar los sentimientos de terceros.

 

Comenta esta nota